Sociedad

El ECDC alerta de que sigue siendo posible un aumento significativo de contagios en la UE

Pese al ritmo de vacunación, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades avisa del peligro de relajar demasiado rápido las medidas no farmacéuticas, ya que la inmunidad de la población está lejos de alcanzarse

El uso de la mascarilla en la calle ya no es obligatorio en Bruselas, salvo en zonas muy concurridas
El uso de la mascarilla en la calle ya no es obligatorio en Bruselas, salvo en zonas muy concurridasOLIVIER HOSLETEFE

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) alerta de que continúa siendo posible un aumento significativo de casos de Covid-19 en la Unión Europea.

En una nueva evaluación rápida de riesgos de COVID-19, titulada Evaluación de la circulación del SARS-CoV-2, variantes de interés, intervenciones no farmacéuticas y lanzamiento de vacunas en la UE / EEE, 15a actualización, el informe recoge que la mayoría de los países de Europa están informando de tendencias a la baja en las tasas de notificación de Covid-19 en 14 días, la ocupación de hospitales y unidades de cuidados intensivos (UCI) y la mortalidad. Sin embargo, la transmisión del SARS-CoV-2 sigue estando muy extendida en gran parte de la UE. Una gran proporción de la población de Europa sigue siendo susceptible al virus y la inmunidad de la población está lejos de alcanzarse.

A 3 de junio, el 46,2% de los europeos había recibido al menos una dosis de la vacuna, y el 22,3% tenía el ciclo completo. El nivel más alto de inmunización se observó entre las personas mayores de 80 años o más.

Los países con una situación epidemiológica favorable y un progreso hacia una alta aceptación de la vacuna en los grupos prioritarios pueden considerar ajustar y eliminar gradualmente sus intervenciones no farmacéuticas (NPI), después de una evaluación detallada de su situación local.

En todo caso, las decisiones para suavizar las medidas deben ser muy sensibles al contexto local e incluir consideraciones sobre la circulación actual del virus, la prevalencia de las variantes preocupantes (COV) y el estado de vacunación. El análisis de modelos muestra que sigue siendo posible un aumento significativo de casos relacionados con COVID-19 en la UE si las NPI se relajan demasiado rápido.

Y es que la aparición y propagación de variantes preocupantes, que son potencialmente más transmisibles o causan una enfermedad más grave o escapan a la inmunidad natural o inducida por vacunas, requiere fuertes medidas de vigilancia y medidas mejoradas para detener, retrasar o reducir su expansión.

El riesgo de introducción de nuevas variantes en la UE está estrechamente relacionado con la evolución de la pandemia tanto dentro como fuera de la UE. Los esfuerzos para garantizar un acceso más equitativo a la vacunación a nivel mundial pueden mitigar el riesgo de aparición de nuevas variantes, recuerdan en el informe.

La introducción de SARS-CoV-2 por casos relacionados con viajes, incluidas las nuevas variantes del virus, puede desempeñar un papel en el desencadenamiento de una mayor transmisión comunitaria de Covid-19, particularmente cuando los niveles de transmisión en la localidad receptora son bajos. Como tal, las medidas de viaje implementadas de manera cuidadosa y rigurosa pueden tener un impacto en la introducción y transmisión adicional de nuevas variantes del virus, o en la reintroducción de cualquier forma de virus, si los niveles locales de transmisión son bajos.

Además, el ECDC recuerda que para la celebración de aquellos eventos que puedan de dar lugar a concentraciones masivas, como la UEFA Euro 2020, el seguimiento de la situación epidemiológica y la implementación de medidas preventivas y de mitigación deben realizarse con un enfoque intersectorial coordinado.

“Las cosas se están moviendo en la dirección correcta, y la mayoría de los países de Europa informan tendencias a la baja en las tasas de notificación de casos. Sin embargo, la transmisión del SARS-CoV-2 permanece generalizada en gran parte de la UE / EEE. Una gran proporción de la población de Europa sigue siendo susceptible al virus. Todavía hay muy pocas personas completamente vacunadas para alcanzar la inmunidad de la población. Las decisiones para facilitar las medidas deben ser muy sensibles al contexto local y deben incluir consideraciones sobre la circulación viral actual, la prevalencia de variantes de interés y la cobertura de vacunación”, afirma Andrea Ammon, directora del ECDC.