Sociedad

Una ITV al corazón que detecta anomalías de forma precoz

MyoStrain halla disfunciones que eran invisibles para pruebas convencionales

El paciente antes de someterse a la resonancia magnética en el Hospital Nuestra Señora del Rosario, en Madrid
El paciente antes de someterse a la resonancia magnética en el Hospital Nuestra Señora del Rosario, en Madrid FOTO: Jesus G. Feria La razon

Cada año mueren más personas por una enfermedad cardiovascular que por cualquier otra causa en el mundo. Y, sin embargo, la mayoría de estas patologías puede prevenirse si se actúa contra el consumo de tabaco, las dietas malsanas, el sedentarismo o el consumo nocivo de alcohol. Otra vía es mediante MyoStrain, una tecnología de diagnóstico por imagen que ha venido para revolucionar la Cardiología al detectar disfunciones que eran invisibles para las pruebas de diagnóstico convencionales.

«Permite diagnosticar precozmente la disfunción cardíaca y conocer su localización y alcance antes de que el paciente presente síntomas o daños cardíacos», explica el doctor Eliseo Vañó Galván, director médico del servicio de Resonancia Magnética y TAC del Hospital Nuestra Señora del Rosario, en Madrid.

Así, esta nueva herramienta permite prevenir de forma activa una enfermedad cardiovascular que si se diagnostica a tiempo puede ser en gran medida reversible, como es el caso de sufrir una cardiopatía por hipertensión.

Además, como explica el doctor Vañó, «no se inyecta ningún contraste, por tanto no es invasiva ni tiene riesgo alguno» y únicamente está contraindicada en caso de marcapasos, embarazadas, clips intracraneales, etc. A su vez, es «mucho más reproducible que la ecocardiografía por ejemplo, y puede detectar un problema futuro cardiovascular tres, cuatro o cinco años antes que con otras técnicas diagnósticas», asevera.

Y no solo. MyoStrain mejora la calidad de las imágenes obtenidas, el análisis de los resultados y los tiempos de duración de las pruebas. Y es que identifica las zonas más débiles del corazón y es capaz de evaluar cuál es el grado de salud del corazón, lo que permite estratificar el riesgo que tiene un paciente de desarrollar en un futuro una enfermedad cardiovascular (esa probabilidad es la que el paciente puede tener a lo largo de su vida salvo que cambie patrones y hábitos de vida) y todo ello en cuestión de minutos.

Un sanitario analiza los 48 segmentos en los que se divide el corazón
Un sanitario analiza los 48 segmentos en los que se divide el corazón FOTO: Jesus G. Feria La razon

Pero, ¿en qué consiste en la práctica? «MyoStrain realiza una secuencia de resonancia magnética con un postprocesado específico. Para hacer que la imagen del corazón sea legible, el software realiza una imagen de color y nosotros analizamos los segmentos (48)», detalla el doctor, que recomienda esta prueba para dos grupos de amplio espectro: para prevenir, aquí se incluiría gente deportista de élite o aficionados para evitar, por ejemplo, una muerte súbita. Y el otro gran grupo es para personas con enfermedad cardiovascular o con gran riesgo de padecerla como es el caso de pacientes con cáncer que hayan sido sometidos a quimioterapia, con enfermedad valvular para decidir si hay que operarles o para pacientes que hayan pasado la covid por comprobar si el SARS-CoV-2 les ha dejado secuelas o no.

Además, si la cifra de riesgo resultante es elevada, esta tecnología permite no solo derivar rápidamente al paciente al especialista sino posteriormente monitorizar qué tal funciona el tratamiento que le ponga el médico. «El periodo para repetir la prueba no está por el momento establecido por lo que depende de cada profesional. Si sale bien se podría volver a hacer a los tres o cinco años salvo cambio de síntomas, y si sale mal, para medir cómo de efectivo está siendo un tratamiento se podría hacer la segunda prueba a los seis meses», detalla el doctor.

Desde su puesta en marcha en septiembre de 2021, medio centenar de pacientes se ha sometido a esta prueba y han detectado algún problema en el 30-40% de ellos.

Así, una vez que el paciente está en la máquina de la resonancia magnética, se le pide que tome y suelte aire y que no respire. Entre que se posiciona al paciente, se la tumba, se le ponen los medidores, etc. se tardan 10 minutos, y la valoración a posteriori: cinco.

El doctor Eliseo Vañó explica al paciente la tecnología
El doctor Eliseo Vañó explica al paciente la tecnología FOTO: Jesus G. Feria La razon

Este nuevo software mejora el examen médico y además lo hace de forma rápida y sencilla: «Myo-Strain se realiza mediante una exploración de 12 latidos del corazón sin contraste, y el tiempo de resonancia magnética es inferior a diez minutos, lo que permite ver a muchos más pacientes» que con otras técnicas, explica Rafael Rivero, director médico de Myocardial Solutions, que detalla que en EE UU más de 50 centros usan esta tecnología, en Reino Unido otros siete, en Alemania en 10 centros... en España en total en tres centros privados: el citado y el Virgen del Mar y el Hospital de la Milagrosa.

El paciente ha obtenido un 92% en la prueba, un resultado excelente
El paciente ha obtenido un 92% en la prueba, un resultado excelente FOTO: Archivo Archivo

Si además el paciente quiere someterse a una prueba de esfuerzo puede realizarse también de forma rápida y efectiva, al hacerle hiperventilar y a continuación estar 10 segundos en apnea para ver si hay o no un cambio isquémico en el miocardio. «De este modo, al hacerle respirar muy rápido las arterias coronarias se cierran y al no respirar se produce una vasodilatación refleja que es con lo que medimos el estrés sin usar fármacos, sin hacer al paciente correr, etcétera», explica el doctor.