Por esta razón es bueno comer un aguacate al día, y no engorda

La extendida idea de que esta fruta engorda es un mito que desmiente la Ciencia y que ratifican los expertos en Nutrición

El aguacate puede acompañar ensaladas o platos principales
El aguacate puede acompañar ensaladas o platos principales FOTO: Dreamstime Dreamstime

Hace años que el aguacate se puso de moda y se convirtió en un asiduo en la cesta de la compra de muchos españoles, a pesar de que su precio suele ser alto. Sin embargo, las bondades nutricionales que posee bien merecen un esfuerzo económico, aunque también le rodean muchos mitos que ensombrecen su popularidad, como la suposición de que engorda o que es demasiado grasiento.

Pues bien, a esa retahíla de cuestiones se suma ahora el hecho demostrado de que el consumo de un aguacate diario no solo no engorda, sino que mejora los niveles de colesterol LDL, coloquialmente conocido como colesterol «malo», según un nuevo estudio llevado a cabo por un grupo de investigadores de la Universisdad de Loma Linda, la Universidad de Tufts y la UCLA y publicado en el «Journal of The American Heart Association».

En concreto, según los investigadores, el consumo de un aguacate diario durante un periodo de seis meses «no tendría efecto alguno sobre la grasa abdominal, grasa hepática o la circunferencia abdominal en general en personas con sobrepeso u obesidad. Sin embargo, dicho consumo sí mejoraría los niveles de colesterol LDL, cuyos niveles excesivos se han relacionado con un aumento del riesgo cardiovascular». Y no solo eso, ya que, tal y como insisten los investigadores, «la ingesta diaria de un aguacate se relaciona, a su vez, con una mejor calidad de la dieta en general, pues suele acompañarse de otras frutas, verduras y hortalizas, como en ensaladas».

El aguacate es una fruta de alta densidad nutricional y calórica, «hecho este último que le diferencia de la mayoría de frutas. Apenas aporta hidratos de carbono y proteínas, sin embargo, es particularmente rico en grasas, a lo que debe su moderado aporte calórico (200Kcal/100g de porción comestible). Entre los ácidos grasas predominan los monoinsaturados, similares a los del aceite de oliva. Además, aporta fibra, minerales como el potasio y manganeso, y vitaminas E, K y B6 y ácido fólico», explica Manuel Moñino, vicepresidente segundo del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas (Cgcodn).

Beneficios para la salud

El aguacate es una fruta con un alto contenido en ácido oleico, «tipo de grasa monoinsaturada que ejerce una acción beneficiosa sobre la salud, ya que cuando sustituyen en la dieta a las grasas saturadas, contribuyen a mantener el colesterol en niveles normales. Además, es fuente de potasio, que contribuye a mantener la presión arterial en valores normales. Por su parte, la vitamina E y el manganeso contribuyen a proteger nuestras células del daño oxidativo, es decir, tiene capacidad antioxidante, mientras que las vitaminas B6 y ácido fólico son esenciales para el normal funcionamiento del sistema inmunitario y para disminuir el cansancio y la fatiga, entre otras funciones vitales», enumera Moñino.

Con esta información sobre la mesa, la pregunta del millón es saber cuánto aguacate se puede comer. Tal y como aconseja Moñino, «la ración de consumo es de media pieza pequeña, pero es habitual incluirlo en cantidades menores como ingrediente de otros platos, como ensaladas, tortillas, bocadillos, etc. Su alto aporte de calorías debe tenerse en cuenta a la hora de seleccionar las cantidades y, sobre todo, el resto de ingredientes del plato, evitando en lo posible las salsas de nata y mahonesas, y procurando acompañarlo con vegetales y elementos muy magros».

Y es que, tal y como advierte el vicepresidente segundo del Cgcodn, aunque sea una fuente de grasas saludables, «no debe sustituir al aceite de oliva de modo habitual y, además, se recomienda consumirlos en temporada, que en España ocupa desde octubre a abril».