¿Están preocupados los españoles por el coronavirus?

La aparición de la enfermedad por la geografía española no causa gran inquietud, pero sí prudencia

Thumbnail

La actualidad informativa lleva unos días marcada por una sola palabra: coronavirus. Las últimas noticias de esta semana sobre el COVID-19 y su extensión por el mundo, especialmente los primeros casos en nuestro país, lejos de causar alarma, provocan sensación de prudencia entre los españoles que, realmente, no se muestran especialmente asustados. Eso sí, la mayoría insiste en unas mínimas medidas higiénicas, y en la importancia de estar bien informados.

“No hay que tomárselo a broma”, señala una señora que nos asegura haber recibido ya varios memes cachondeándose de la situación, “es una enfermedad por la que está muriendo gente, pero de ahí a que nosotros perdamos la vida por el miedo…”, finaliza.

En general, por la calle los españoles se sienten tranquilos y, en cierta medida, preparados ante la propagación de una enfermedad de la que poco conocemos. “Esto es una cosa nunca vista”, decía un hombre. “Hoy he visto a seis personas con mascarilla en el metro, ¿nos estamos volviendo locos?”, aseguraba otro.

Los más inquietos son las personas mayores, ya que la enfermedad afecta principalmente a gente que ya presenta otras patologías. “Los mayores de nuestro entorno son a los que vemos con cierta preocupación, porque se sienten débiles”, matizaba una ciudadana. Sin embargo, un matrimonio mayor nos sorprende: “No, no. Ni asustados, ni preocupados”, sentencian.

“Es mas el miedo que se crea por la tele”, nos comenta un viandante. “Esto es una tonteria que distrae a la gente y hace que no se preocupe de lo verdaderamente importante”, resalta otro.

En lo que la mayoría de los españoles sí coinciden es en la falta de transparencia desde las autoridades chinas sobre el brote que se originó en Wuhan. “La culpa la tienen los chinos que no informaron en su momento”, matiza un madrileño. “¿Por qué se deja entrar a las personas que vienen de Italia? No se puede”, se queja un ciudadano, precisamente italiano, que se acerca a nosotros cuando nos escucha charlar con otro matrimonio sobre el tema.

Los más pequeños, ante el bombardeo en los medios de comunicación, son los que sienten algo más de temor ante el coronavirus. “Mi profesor llegó a clase y tuvo que explicarnos de que se trataba. Sí, estoy asustada. Es un virus que está por todo el mundo", nos cuenta la pequeña Teresa.

En general, también reconocen que la actuación del Gobierno español sobre los casos que se están produciendo es la correcta, pero los españoles manifiestan un temor añadido por la influencia de este virus en la economía tanto a gran escala, como los derrumbes de las bolsas, como a nivel usuario con posibles desabastecimientos si la “gente se vuelve loca”.