La pérdida de gusto y olfato afecta más a jóvenes y mujeres que no precisan ingreso hospitalario

Una investigación española sugiere que la alteración de estos sentidos es menor en los pacientes graves

Un estudio multicéntrico realizado en 15 hospitales españoles con 989 pacientes ha concluido que las alteraciones del gusto y el olfato son síntomas comunes a la Covid-19 con más afectación en jóvenes y no hospitalizados, que se recuperan más tarde de ello que los pacientes ingresados. Los resultados muestran una prevalencia de alteración del olfato del 53% y de un 52% en alteración del gusto. Además, uno de cada cinco pacientes presenta estas alteraciones como primer síntoma de la enfermedad.

En esta investigación han participado varios otorrinolaringólogos, miembros de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, mediante una encuesta elaborada por su Comisión de Rinología, Alergia y Base craneal anterior. Según un comunicado difundido por esta sociedad científica, el estudio ha sido liderado por la doctora Adriana Izquierdo-Domínguez, del Hospital Consorcio Sanitario de Tarrasa y de la Unidad de AlergoRino del centro Médico Teknon. Además, se desarrolló durante el pico máximo de la pandemia con el objetivo de describir la afectación del olfato y el gusto, así como la relación con otros marcadores inflamatorios de gravedad de la enfermedad.

El artículo ha sido publicado en Journal Investigation Allergology and Clinical Inmunology y permite señalar la alteración del olfato como un síntoma característico de la Covid-19, debido a que el virus se sitúa en el epitelio respiratorio, por lo que puede afectar al neuroepitelio olfatorio. Otro de los resultados obtenidos es que una mayor gravedad de la pérdida del olfato y del gusto se asocia a un menor requerimiento de ingreso hospitalario. Los pacientes que precisan ser hospitalizados presentan síntomas de tos, fiebre y disnea de forma significativa. Además, aseguran, se ha comprobado que el perfil de pacientes con pérdida grave de olfato, además de ser más joven, es predominantemente femenino.