¿Cómo se forma una borrasca?

Todos hemos escuchado millones de veces en el tiempo meteorológico la palabra borrasca. A continuación te explicamos qué es y cómo se forma

Primero le tocó el turno a Alex siendo la primera borrasca de un listado de 21 nombres de estos fenómenos elaborado por servicios meteorológicos europeos para la temporada 2020-2021. Ahora ha llegado Bárbara. Pero, ¿qué son y cómo se forman las borrascas?

¿Qué es una borrasca?

Una borrasca es una zona de baja presión atmosférica que se encuentra rodeada de vientos que se mueven en sentido contrario a las agujas del reloj en el polo norte, y en sentido contrario en el hemisferio sur. Son sistemas de baja presión como los huracanes y tifones.

¿Cómo se forma?

Por lo general, las borrascas o bajas presiones suceden en zonas templadas de latitudes medias. Está formado por el movimiento causado por la superficie en colisión de dos masas de aire cálido y frío que tienen características diferentes cuando se encuentran.

El desarrollo de un sistema de baja presión se puede dividir en cuatro etapas: temprano, maduro, desintegración y disipación. La vida útil promedio de una borrasca es de aproximadamente siete días.

¿Por qué se nombran?

El listado para la temporada 2020-2021 de nombres de borrascas ha sido elaborado por la Aemet, en colaboración con el llamado Grupo Suroeste, formado además por los servicios meteorológicos de Francia (Méteo-France), Portugal (Instituto Portugués del Mar y de la Atmósfera-IPMA) y Bélgica (RM).

Los nombres se han dispuesto en círculo en sentido antihorario (contrario a las agujas del reloj) para emular el movimiento de las borrascas en el hemisferio norte. Entre otros nombres de borrascas para esta temporada están Paula, Filomena, Hortense o Ignacio.

Las borrascas a las que se dará nombre serán aquellas que se profundicen de tal manera que puedan producir un gran impacto en bienes y personas, aunque no será necesario que experimenten un proceso de ciclogénesis explosiva (caída igual o superior a 18-20 hPa en 24 horas en el centro de la baja en nuestras latitudes), informa la Aemet.

El hecho de nombrar a las borrascas con gran impacto favorece que la comunicación sea más efectiva ante un episodio adverso de viento, que también suele llevar asociados fenómenos costeros adversos y en muchas ocasiones también problemas relacionados con la nieve y la lluvia.

¿Cuándo y cómo se nombran?

Una borrasca se nombrará solo cuando se prevean condiciones que den lugar a la emisión de avisos de viento (en el caso de AEMET, racha máxima) de nivel naranja o rojo orientados a impactos asociados a dicha baja en alguno de los cuatro países del Grupo Suroeste.

En el caso de España, tal como se indica en el documento de Umbrales y niveles de aviso del Plan Meteoalerta se trata de rachas máximas superiores a 90, 100 y 110 Km/h dependiendo de las zonas.

El primer servicio meteorológico que prevea emitir avisos de nivel naranja o rojo dará nombre a la borrasca, siguiendo una lista preestablecida en el Grupo Suroeste para la temporada 2020-21 e informará al resto de países (tanto del Grupo Suroeste como del Grupo Oeste).