Cómo ser solter@ en tiempos de pandemia

El 76% de los singles españoles están encantados de serlo, y no sienten presión alguna por no tener pareja. Hoy, en el Día Mundial del Soltero, analizamos cómo se vive la búsqueda del amor en esta época de restricciones a la vida social.

En "Holidate", la nueva comedia romántica de Netflix, dos solteros que odian las celebraciones, acuerdan juntarse durante las fiestas familiares "incómodas".Steve DietlEFE

Ser solter@ es un valor en alza. Actualmente, las personas sin pareja estable representan un tercio de la población en España (un 52% son hombres y un 48%, mujeres) y el 41% de ellos pertenece a un grupo socioeconómico alto y medio-alto. Además, son el segmento social que más crece, el que más ahorra y el que más dinero tiene para gastar e invertir. Nada mal. Respecto a su condición, según una encuesta elaborada por la plataforma Meetic, el 78% de ellos se siente cómodo y el 73% opina que el no tener pareja está bien visto por la sociedad. Lo que hubieran dado solteros de renombre como Voltaire, Alfred Nobel o Jane Auster, entre otros muchos, por vivir su soltería sin asfixiante presión social que se ejercía en otras épocas sobre aquellos que no se casaban. Estarían perplejos de que exista un día como hoy, el Día Internacional del Soltero, cuya fecha (11/11) fue escogida por el hecho de que el número 1 representa la unidad, esto es, una persona sola.

Y en esta senda de éxito se encontraba la condición de soltero hasta qué 2020, con su distopía pandémica, y le dio la vuelta a todo. Primero llegaron los confinamientos y los cierres de fronteras, que truncaron historias de amor y obligaron a parejas incipientes y consolidadas a comunicarse en la distancia. Luego, las medidas de prevención y la necesidad de restringir al mínimo los contactos, que hicieron aún más complicado el poder conocer a gente nueva. Y los cierres del ocio nocturno, y los toques de queda... Y, de repente, la feliz senda del alma libre, del soltero que no necesitaba otra mitad, se empieza a resquebrajar de tanta soledad obligada. Menos mal que la tecnología llevaba ya casi una década sustituyendo a los bares, las terrazas y hasta los cursos de cocina como el lugar donde el amor puede darse, pase lo que pase en la vida analógica.

El soltero digital

Casi 5 millones de personas buscan activamente pareja en España a través de estas herramientas, lo que supone, aproximadamente, el 16% de la población adulta (entre 18 y 65 años). Desde los primeros meses del confinamiento, el uso de apps para ligar se disparó. Se multiplicaron por tres los tiempos de utilización de plataformas como Tinder o Badoo y se batió récord de nuevos registros en algunas de las más usadas en España, como Meetic o Grindr. No solo se tenía más tiempo para dedicar al arte del flirteo, sino que era el único modo “seguro” de poder relacionarse con personas desconocidas. Aunque el boom se ha dado en todas las edades, ha habido un grupo en concreto que se ha mantenido muy activo: el de los mayores de 50 años, particularmente en las grandes ciudades. Según Ourtime, la app especializada en solteros de mediana edad, se trata de un perfil más exigente, que se conoce mejor a sí mismo y que busca nuevas amistades y relaciones amorosas en la misma proporción.

Pareja ¿para que la buscamos?

La gran pregunta. Y es que por muy satisfechos que parezcan los solteros en la “foto” social, no parece que dejen de buscar. Según una encuesta realizada por Meetic, estos son sus motivos: la mitad de los solteros en España buscan a su media naranja para compartir sus interés y hobbies, seguido de “para sentirse atractiv@ y desead@” (27%), “por temor a terminar la vida sol@” (22%), “por miedo a la soledad” (19%), “por haber pasado demasiado tiempo sin estar con alguien” (18%).