¿Pueden las granjas de visones inutilizar las futuras vacunas contra la Covid-19?

El Centro Europeo de Control de Enfermedades cree que estos animales son un reservorio del virus y detecta mutaciones. En España hay 32 en funcionamiento sin apenas controles

Visones en una de las granjas en los que son criadosServicio Ilustrado (Automático) EUROPA PRESS

El Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) publicó el pasado viernes un análisis de riesgos que evalúa las implicaciones que tiene para la salud humana una amplia propagación del virus SARS-CoV-2 en torno a las granjas de visones en Dinamarca. Dicho informe analiza también el posible impacto de las mutaciones del virus encontradas en estas granjas en la eficacia de las vacunas. Sus recomendaciones para atajar los brotes en estas granjas no se están cumpliendo en España, según WWF, que denuncia la ausencia de un sistema de vigilancia proactiva en las 32 que todavía quedan en nuestro país. Esto estaría impidiendo la detección tanto de brotes como de posibles mutaciones del virus, como ha ocurrido en el país nórdico. Por ello, WWC pide que se cierren de forma inmediata y definitiva. El ECDC reconoce que las granjas de visón americano constituyen un reservorio del coronavirus, aunque manifiesta que son necesarias más investigaciones para valorar en toda su extensión el alcance e impacto de estos nuevos descubrimientos. Según informa WWC, también recomienda a todos los países que pongan en marcha de forma urgente medidas de vigilancia proactiva consistentes en muestreos sistemáticos en animales y humanos (aunque no presenten síntomas) y la secuenciación del genoma del SARS-CoV-2 de los contagios detectados en el entorno de estas granjas.

WWF lamenta que en España únicamente se ha hecho un seguimiento pasivo de casos y brotes en ellas, realizando sólo análisis cuando se han dado alertas de animales o trabajadores con síntomas compatibles de Covid-19. En Galicia, que concentra la mayoría de las granjas en España, tan sólo cuatro de las que están en funcionamiento han hecho controles de la Covid-19, según ha reconocido la Xunta de Galicia. Gema Rodríguez, responsable del programa de especies de WWF España, afirma que en nuestro país se están infravalorando los riesgos y se pueden estar dejando sin detectar posibles brotes y mutaciones. El enfoque del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación “es totalmente insuficiente”, asegura en un comunicado.

Los últimos trabajos científicos recientemente publicados por equipos de investigación de Holanda y Dinamarca demuestran los graves riesgos para la salud humana de las granjas de visón americano, porque este animal actúa como vector del virus SARS-CoV-2 y puede contagiarlo al ser humano. "Además, en las últimas semanas la Agencia de Salud Pública de Dinamarca ha aportado nuevas evidencias de que dicho virus se replica de manera muy eficiente y sufre mutaciones de manera más rápida y frecuente en los visones americanos criados en granjas, y que dichas mutaciones se pueden transmitir posteriormente a los humanos, y de humano a humano, como de hecho ya ha sucedido en Dinamarca, donde se han identificado 214 personas infectadas con la mutación del virus procedente del visón. El hecho de que algunas de las nuevas variantes del virus con origen en el visón ya circulen entre la población humana, sumado al riesgo de que puedan aparecer variantes más virulentas, o que puedan comprometer la efectividad de las vacunas actualmente en desarrollo, explica que países como Holanda, que ha adelantado el cierre de sus granjas, Dinamarca, que ha ordenado el sacrificio de todos los visones de sus granjas peleteras, y Reino Unido, que ha establecido restricciones de entrada a viajeros procedentes de Dinamarca, hayan tenido que tomar decisiones tan drásticas en los últimos meses y semanas.