El peor fin de semana desde el inicio de la pandemia: 84.287 contagios y la incidencia roza los 700 casos

El número de muertos tras el fin de semana es de 445. Con la actualización de los datos de hoy, Sanidad cifra en 53.769 el total de muertes

Thumbnail

El Ministerio de Sanidad comunicó ayer 84.287 nuevos casos positivos de Covid-19, el mayor incremento tras un fin de semana desde que estalló la pandemia, de los cuales 7.662 se produjeron en las últimas 24 horas. De este modo, la cifra total de infecciones notificadas desde el estallido de la crisis asciende a 2.336.451. Las comunidades autónomas que más casos sumaron fueron: Castilla y León (1.552), Galicia (949), Cataluña (816), Extremadura (724), Madrid (688) y Andalucía (657).

El número de fallecidos tras el fin de semana se ha incrementado en 445, por lo que en la última semana 843 personas han perdido la vida a causa de la enfermedad. Con la actualización de los datos de ayer, Sanidad cifra en 53.769 el total de muertes provocadas por el coronavirus. La Comunidad Valenciana es la que más fallecidos ha registrado en la última semana (197), seguida por Andalucía (106), Galicia (65), Castilla-La Mancha (62 ) y Aragón (61).

Por su parte, la incidencia acumulada a 14 días (casos por 100.000 habitantes), otro de los grandes indicadores de la evolución de la epidemia, se dispara hasta 689,27. El pasado viernes era de 575,10 casos. Las regiones con más casos en estas dos semanas son, por este orden, Extremadura (1383,62), Murcia (1081,67), Castilla-La Mancha (1006,86) y La Rioja (920,78).

Pese al tremendo aumento de los indicadores, el director del Centro de Coordinación de Emergencias y Alertas Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, señaló ayer que en los últimos días el incremento de casos «se ha ido suavizando», lo que indicaría que «estamos en el punto álgido de la tercera ola, o llegando a él». Incluso declaró que que «podríamos estar en fase de meseta o descenso». Así lo señalarían «los modelos que hemos hecho de indicación de tendencia».

En este momento hay 23.184 personas ingresadas en un centro hospitalario debido al virus, con lo que la tasa de ocupación de camas convencionales es del 18,61%. Asimismo, hay 3.287 pacientes que necesitan ser atendidos en Unidades de Cuidados Intensivos, que tienen una ocupación del 32,71%. La presión en este servicio es mayor en la Comunidad Valenciana (52,76%), La Rioja (46,67%), Cataluña (46,07%), Baleares (42,72%) y Madrid (42,05%).

«Hay diferencias entre las distintas comunidades autónomas, algunas UCI están ahora mismo en una situación muy límite», manifestó Simón en rueda de prensa. Esta circunstancia supone que sea necesario restringir alguna actividad asistencial en los hospitales y «esto es lo que hay que conseguir recuperar lo antes posible», subrayó el director del CCAES.

Para controlar el incremento de la transmisión, el experto declaró que lo más eficaz sería «cerrar los bares», por encima de adelantar el toque de queda. «Sé que no es popular, pero es la que ha demostrado un impacto mayor», insistió.

«Yo no soy partidario ni de toque de queda, ni de no toque de queda: soy partidario de que se apliquen bien las medidas que permitan controlar la transmisión de la enfermedad. Pueden ser pocas muy bien aplicadas o muchas un poco peor aplicadas, y al final conseguir el mismo efecto», aseveró Simón.

En este sentido, reconoció que «cualquier medida que sea para tratar de controlar la transmisión tendrá algún efecto», pero apostó durante su comparecencia por valorar «alternativas similares».

En cualquier caso, el epidemiólogo declaró que la decisión de adelantar el toque de queda «se escapa del nivel técnico», ya que la tiene que tomar el Gobierno. «No sé cuál será la posición final del ministerio, pero les puedo decir que hay opciones alternativas y hay que valorarlas todas, una por sí sola no va a tener efecto».

En la semana del 8 al 14 de enero se realizaron 1.294.852 pruebas diagnósticas (874.904 PCR y 419.948 test de antígeno), cuya positividad asciende ya al 17,39%. Este dato supone «una transmisión importante», según Simón, por lo que el objetivo «es que se reduzca».

Por otra parte, el director del CCAES aseguró en relación a la cepa del coronavirus detectada en el Reino Unido que su prevalencia es «muy inferior» al 5%. Sin embargo, Simón avisó de que en España es «muy difícil» contar por ahora con la información sobre la circulación real de la variedad.

«La cepa todavía no está circulando en España a un ritmo como el que lo está haciendo en el Reino Unido», recalcó, para reconocer que, «es posible», que a lo largo de las próximas semanas aumente en nuestro país la prevalencia de esta variante de la Covid-19.

Por último, a preguntas de los periodistas Simón se pronunció sobre la petición que ha hecho la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de suspender los vuelos con Suráfrica y Brasil ante las cepas detectadas en ambos países. Así, consideró que cerrar las conexiones aéreas con Suráfrica sería «un canto al sol», puesto que España no ha recibido ningún vuelo con origen en ese país en las últimas tres semanas.

Explicó además que de Brasil han llegado 23 vuelos en los últimos 15 días con cerca de 3.500 viajeros, de los cuales casi el 80% eran españoles, el 20% residentes en España y una minoría que cumplía con las excepciones contempladas. «Todos venían en principio con la PCR negativa». En todo caso, «para garantizar que esa PCR se hace y que se hace bien, se va a hacer la revisión del 100% de los viajeros que vengan de Brasil a partir de hoy mismo», manifestó en su comparecencia.