Guerra en Sanidad por las segundas dosis de AstraZeneca

La Agencia Española del Medicamento apuesta por completar la pauta con la vacuna de Oxford, mientras que la directora de Salud Pública exige esperar los resultados del ensayo con la combinación de Pfizer

Fernando Simón,  Carolina Darias y María Jesús Lamas
Fernando Simón, Carolina Darias y María Jesús LamasEUROPA PRESS/J. Hellín. POOL

La decisión de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, de no administrar las segundas dosis de AstraZeneca en los menores de 60 no cuenta con el aval de la Agencia Española del Medicamento. Hoy, la Comisión de Salud Pública decidirá, al fin, qué hacer con las personas de hasta 59 años que recibieron la primera dosis tras un mes con el asunto en «stand by».

Pesará mucho en la decisión el ensayo CombiVacs, del Instituto Carlos III, que estudia en 600 personas la idoneidad de completar la vacunación de este colectivo con Pfizer. De hecho, Sanidad forzó a las comunidades a incumplir la ficha técnica de AstraZeneca sobre el intervalo de administración de dosis, que debe ser como mucho de 12 semanas, para esperar las primeras conclusiones del ensayo. La cúpula del Ministerio de Sanidad, de hecho, se inclina por utilizar Pfizer, como ya hacen Francia y Alemania.

La directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, ha sido la responsable de que las comunidades tengan en la nevera más de un millón de dosis de Astra sin utilizar. Ha desoído las peticiones de las comunidades que urgen a utilizar estas vacunas para completar la pauta en menores de 60. Su negativa es rotunda: tendrían que esperar al ensayo del Carlos III. De nada ha servido que la directora de la Agencia Española del Medicamento, María Jesús Lamas, recomiende cumplir con los dictámenes de los organismos reguladores. Tanto la Agencia Europea del Medicamento (EMA) como la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconsejan completar la pauta con la misma vacuna. También la Agencia Española del Medicamento, aunque no públicamente, según comentan a LA RAZÓN fuentes no oficiales.

La Comisión de Salud de hoy será tensa. Al enfrentamiento en el seno del Ministerio capitaneado por Carolina Darias hay que sumar el enfado de cinco comunidades que quieren poner ya las segundas dosis. Además de Andalucía y Madrid –las que más han presionado al respecto–, otras como Galicia, Cataluña y Castilla y León han pedido también eliminar el límite de edad para el uso del fármaco de Oxford. Consideran «aberrante» tener en el congelador viales de Astra sin utilizar mientras sigue habiendo contagios y fallecidos.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, volvió ayer a dar un ultimátum al Gobierno. «Si no toma una decisión sobre la segunda dosis de AstraZeneca y su administración a menores de 60 años, pondremos la vacuna a disposición de todos los madrileños», dijo ayer a través de su cuenta de Twitter. La semana pasada, ya el viceconsejero de Salud, Antonio Zapatero, advirtió que «no podemos esperar más porque no hay argumento técnico». En efecto, la postura del ministerio de Carolina Darias, no está basada en ningún estudio o informe de organismos reguladores sanitarios.

El vicepresidente de Andalucía, Juan Marín, también quiso mostrar su enfado ayer. Calificó de «impresentable» la postura de Sanidad y advirtió que empezarán a poner las segundas dosis esta semana si continúa el silencio administrativo.

A día de hoy, unas dos millones de personas que están vacunadas con AstraZeneca esperan una decisión sobre la segundas dosis. Afortunadamente, con el resto de sueros no se han producido estos contratiempos.

A día de hoy ya son 7 millones de personas las que están completamente inmunizadas. El proceso de ha completado en residencias de ancianos así como en mayores de 80 y está próxima a hacerlo en mayores de 70. Se prevé que en los septuagenarios concluya en mayo. En el siguiente grupo etario, de 50 a 60, ya una de cada cinco personas tiene al menos la primera dosis. Por eso, el Gobierno mira ya al siguiente.

Turno de los menores de 50

Ayer, Pedro Sánchez anunció que a partir de junio comenzará «la vacunación masiva en los menores de 50». «Hoy vamos a superar los siete millones de personas con pauta completa y los 15 millones con al menos una dosis, por lo que una vez que la inmensa mayoría de ciudadanos de 70 a 79 años tenga la pauta completa este mes de mayo, en junio, será el comienzo de vacunación masiva de menores de 50 años», dijo ayer Sánchez en la inauguración del IV Congreso Iberoamericano del Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica.

La mayoría de las comunidades autónomas ya habían anunciado que comenzarían con este grupo en ese mes. Incluso algunas, como Castilla-La Mancha, aseguran que antes de comenzar julio estarán inyectando las primeras dosis a los que tienen entre 30 y 39 años, pese a que es un grupo de edad que todavía no está incorporado al plan de vacunación.

Para el grupo etario de 40 y 49 de momento, la estrategia de vacunación, no contempla una vacuna en concreto. Para todos los menores de 60 están autorizadas las de ARN mensajero: Moderna y Pfizer. Jannsen, de momento, solo se utiliza en septuagenarios y en personas de alto riesgo.

España está apostando claramente por la vacuna de Pfizer. Ayer, el Ministerio de Sanidad repartió 1,7 millones de dosis entre las comunidades que suman un total de 15 millones de vacunas de este laboratorio que España ha distribuido hasta el momento.

La Unión Europea ha redoblado su apuesta con Pfizer. ha adelantado la compra de 50 millones de dosis adicionales, de los que a España le corresponde el 5%. En total, hasta el mes de junio, BioNTech Pfizer enviará 250 millones de dosis a Europa. Y esto «ayudará sustancialmente a consolidar el despliegue de nuestras campañas de vacunación», dijo la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen. Europa comprará de 1.800 millones de nuevas dosis para los años 2022 y 2023, que podrían servir para responder a las nuevas variantes.