Vacunan a mascotas para prevenir nuevas variantes de la covid

El partido Laborista británico presenta una propuesta en ese sentido y Rusia ya vacuna animales domésticos

Varios proyectos tratan de prevenir el contagio del virus en animales
Varios proyectos tratan de prevenir el contagio del virus en animalesAYUNTAMIENTO DE PATERNA AYUNTAMIENTO DE PATERNA

Desde el primer momento de la pandemia, los animales domésticos y el ganado han estado bajo el escrutinio de los expertos y de las dudas de los ciudadanos. Al fin y al cabo, la Covid pudo haberse originado, según la teoría más plausible, en murciélagos, y de ahí el virus dio el salto a los humanos. Según el consenso científico, aunque de esto no exista una certeza, los animales de compañía pueden ser portadores del virus pero no desarrollan la enfermedad. Entonces, la pregunta es obvia: ¿podrían perros, gatos y demás mascotas albergar el virus y propiciar una nueva mutación como ha sucedido con las diversas variantes provocadas por humanos? ¿Sería conveniente vacunar a los mamíferos con los que compartimos hogar?

Así al menos lo cree el Partido Laborista británico, que ha presentado una iniciativa para que, una vez terminado el proceso de inmunización con los humanos, las mascotas sean las siguientes en las colas. Mark Hendrick, de la citada formación política, explicó, en declaraciones recogidas por «Mirror», que «la prioridad es vacunar a los seres humanos, pero dentro de un año más o menos tenemos que analizar las vacunas para animales». La propuesta no está fundamentada, según los laboristas, en un mero animalismo ingenuo, sino que toma como objetivo a los seres humanos y cuenta con el apoyo de algunos expertos que creen que vacunar a las mascotas puede ayudar a detener el desarrollo y la propagación de variantes.

En este sentido se mueven las autoridades rusas, que han desarrollado su propia vacuna para animales domésticos llamada Karnivak Cove, probada ya con éxito en perros, gatos, zorros árticos, visones y zorros, especies todas en las que generó anticuerpos. Las autoridades rusas aseguran que múltiples asociaciones ganaderas y criaderos peleteros han solicitado dosis para proteger a sus animales. Sin embargo, al conocer el desarrollo de esta vacuna, la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA, según sus siglas en inglés) ha pedido prudencia hasta comprobar la efectividad de la misma. También aseguran que, aunque se ha informado de algunos casos de animales domésticos contagiados, por el momento, no existe una necesidad de inmunizar a perros y gatos desde el punto de vista de la salud pública, ya que no hay evidencia de que las mascotas jueguen un papel importante en la transmisión del virus a las personas.

Rusia ha contabilizado públicamente apenas dos casos de animales contagiados en las últimas fechas, mientras que en el resto del mundo ha habido algunos casi anecdóticos en México, Italia y Argentina. Sin embargo, el intento ruso no es el único: la farmacéutica especializada en animales Zoetis ha culminado un proyecto para inmunizar a grandes simios, más susceptibles de padecer y transmitir la enfermedad que los mamíferos pequeños, para que estos sean vacunados en un zoo de Estados Unidos. Mientras la ciencia trata de dar respuestas, los seres humanos no hacemos más que preguntas en un contexto, además, acelerado por el miedo. Una pesadilla que comenzó con unos animales en China y quién sabe cómo y cuándo acabará por fin.