Esta nueva cámara de la DGT multará a más del 30% de los vehículos

Un conjunto de cámaras podrá saber con alta precisión una ilegalidad muy recurrente en España

Radar de la Guardia Civil
Radar de la Guardia Civil FOTO: GUARDIA CIVIL GUARDIA CIVIL

La Dirección General de Tráfico (DGT) tiene mil ojos. Este dicho se queda corto ante la gran cantidad de radares, cámaras y efectivos de los que dispone para velar por la seguridad vial en las carreteras españolas.

Así, el organismo, gracias a las mejoras que cada año consigue detectar más irregularidades en la carretera que tratan de evitar percances en las vías. Pero no solamente en el futuro la DGT multará a aquello que cometan infracciones “in situ”, a partir de ahora, el organismo pondrá también los ojos en las revisiones de vehículos.

Además, con el inicio de puentes y festivos, la DGT intensifica sus campañas para tratar de evitar incidencias en las carreteras. Así, trata de reducir al máximo los percances que este inicio de otoño también pueden estar marcados por la inestabilidad meteorológica.

A la caza de las ITV

Los radares y cámaras han ido evolucionando en los últimos años. Tanto es así que en la actualidad son capaces de identificar cosas muy diminutas de los vehículos y ya es prácticamente imposible negar algo cuando la DGT lo notifica.

El cinturón de seguridad, por ejemplo, es uno de los elementos donde la DGT ha intentado hacer más control desde hace un tiempo. Los cámaras actuales, tanto de suelo como aéreas, ya son capaces de identificar sin problemas si los usuarios los usan.

Pero la nueva cámara de la DGT aún será más precisa con un elemento que la dirección persigue. Se trata de la revisión de la ITV y su vigencia.

Con las nuevas cámaras que espera incorporar en un futuro muy cercano la DGT, más de un tercio de los coches españoles corren el riesgo de ser multados. Estas, podrán identificar de forma precisa si ese vehículo cuenta con la pegatina en vigor y, si no es así, desde cuando no es legal.

Explicado en el Congreso de los Diputados, la planificación de seguridad vial buscará a los infractores en este campo para evitar accidentes derivados de una mala conservación del vehículo.

El número de vehículos que serán multados gracias a este nuevo dispositivo es tan elevado gracias a los datos ofrecidos por la DGT. Según esta, el 32% de los vehículos españoles no han superado o no tienen la ITV en regla, un hecho peligroso desde el punto técnico.

Este dato tan elevado a llevado a la DGT a poner un especial énfasis en cazar a los infractores para identificarlos. Así, una vez dado con estos, se les notificará la infracción y multa correspondiente, además de la obligación reiterada de pasar la ITV.

Así, las cámaras actuales se modificarán para ser renovadas y poder detectar a los infractores que circulen con los coches de forma fraudulenta.

Gracias a esta nueva forma, ya no serán solo los agentes los que multen por incumplir la normativa de la ITV, hecho que aumentará según los responsables de la DGT las multas exponencialmente.

Bajo esta premisa la DGT espera también concienciar más a los conductores que incumplen la normativa y hacer que asistan a un taller autorizado. Esto ha venido provocado por el alto número de vehículos sin pasarla pero también cuenta con un factor de seguridad vial.

Aquellos coches que no pasan o simplemente no asisten a las revisiones obligatorias pueden desencadenar problemas técnicos que provoquen accidentes graves en las carreteras españolas, algo totalmente previsible.