Estas son las ciudades españolas con mejor agua del grifo

La OCU ha elegido los lugares de España donde este tipo de bebida muestra mejor calidad y sabor

Beber agua y mantener una buena hidratación a lo largo del día es un consenso dogmático dentro del mundo científico. No hay nadie que discuta esta directriz, el agua es necesaria para la vida y, además, mantener unos hábitos ligados a esta reporta grandes beneficios para el organismo.

Durante el día, perdemos cantidades de agua mediante el sudor, la orina y las heces, así es necesario reponer nuestros niveles adecuadamente. Existe el consenso de que lo medio es ingerir entre 1,5 y 2 litros al día aunque esto dependerá de muchos factores.

Los especialistas en los últimos años han aconsejado estos valores para establecer un mínimo aunque siempre se destaca la necesidad de estar hidratado y no de beber exactamente esa cantidad.

Así las cosas, este elemento que supone el 60% de nuestro cuerpo, es necesario para que dispongamos de una buena salud. Una perdida excesiva, incluso, puede suponer un desorden hormonal y romper el balance hídrico de nuestro cuerpo con consecuencias muy nocivas para el organismo.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) destaca la importancia de esta y, además, los beneficios que tiene la que procede del grifo en España. Para la organización, “lo ideal es beber agua de grifo” pero aun así destaca el empate que existe en nuestro país entre el consumo de esta y embotellada.

En esta línea, la OCU también hace énfasis en que el agua del grifo “es la mejor opción, de buena calidad y más económica”. No obstante, la organización también entra al detalle que no en toda España el sabor de esta es bueno y por eso se recurre al agua mineral embotellada.

Además, según datos de el Ministerio de Agricultura, el precio medio del agua mineral envasada se sitúa en 0,21 euros por litro. Un consumo diario de unos dos litros supone gastar 150 euros anuales. Aquí, existe una gran diferencia con la del grifo que, según la OCU, es de 1 euro al año.

Además, la organización también destaca el impacto ambiental que tiene la embotellada con los envases, transporte y demás, frente a la del grifo.

Mejor agua del grifo española

Tres son las ciudades ganadoras tras el análisis de la organización. Tras analizar más de 60 municipios, la OCU destaca que en 19 de ellos la calidad es excelente y en 36 buena. Esto significa que la mayoría de ciudades analizadas gozan de una calidad muy apta para su consumo.

Así las cosas los ganadores son Burgos, San Sebastián y Las Palmas. En la primera ciudad la OCU destaca que hay pocos minerales y muy poca presencia de cal. Esto, además, se añade a que no se presenta ningún contaminante y que su precio se encuentra por debajo de la media española.

San Sebastián, por su parte, presenta una minelarización muy ligera. Aunque cuenta con algo de cobre en los análisis, la OCU destaca que se debe seguramente a las tuberías y que aun así se trata de un excelente producto que también destaca por su bajo precio.

La tercera en el podio, Las Palmas, cuenta con una excelente calidad de el agua donde la organización destaca los escasos recursos hídricos.

Las peores

Aunque la gran mayoría de ciudades cuentan con calidades muy aceptables de agua del grifo también hay perdedores. Existen municipios con algunos productos que cuentan con altos niveles de sustancias nocivos que pueden repercutir en la salud de los consumidores.

A la cola de la lista de la OCU se encuentran Palma de Mallorca, Huelva, Barcelona y Ciudad Real. Estas cuatro, tras varios factores analizados como el origen la calidad higiénica o contaminantes han lastrado su puntuación total.