¿Cómo podemos proteger de manera efectiva nuestra piel del sol?

La mayoría de los tipos de cáncer de piel son causados por una exposición excesiva a los rayos ultravioleta y la mayor parte de esta exposición procede de la luz solar, aunque cierta cantidad puede proceder de fuentes artificiales

Los riesgos de tomar el sol. Cáncer de piel
Los riesgos de tomar el sol. Cáncer de piel FOTO: Dreamstime Dreamstime

Aunque probablemente la manera más fácil de prevenir millones de casos de cáncer de piel en el mundo cada año sea utilizando un protector solar adecuado, la gran mayoría de la población se olvida de utilizarlos diariamente. De hecho, aunque según los datos del último informe “Buenos hábitos al sol” elaborado por “Cantabria Labs”, el uso de este tipo de protección contra los rayos UV aumentó en 2020 hasta el 43% frente al 17,6% registrado en 2019 y el 12,3% de 2018, el 97,5% de los españoles se aplica mal la crema solar. Y aunque la mayoría de los tipos de cáncer de piel son causados por una exposición excesiva a los rayos ultravioleta (UV), cierta cantidad de estos rayos puede proceder de fuentes artificiales, tales como las camas bronceadoras y las lámparas solares. Las personas que se exponen demasiado a los rayos ultravioleta (UV) tienen un mayor riesgo de padecer cáncer de piel. Entonces, ¿qué necesitamos para proteger nuestra piel del sol? Aquí hay 10 consejos a tener en cuenta.

Cómo proteger tu piel del sol

Piel antes y después de tomar el sol
Piel antes y después de tomar el sol FOTO: Dreamstime Dreamstime
  1. Use protector solar todos los días, incluso si está nublado.
  2. Aplique al menos 30 gramos de protector solar (alrededor de un vaso de chupito) al menos 15 a 30 minutos antes de salir de casa. También use un bálsamo labial con un factor de protección solar (SPF) de al menos 30.
  3. Elija un protector solar de amplio espectro que proteja contra la radiación UVA y UVB. Asegúrese de que sea resistente al agua y tenga un SPF de 30 o más. Otros protectores solares pueden ayudar a evitar que se queme con el sol, pero no lo protegerán contra el cáncer de piel. Vuelva a aplicar protector solar cada dos horas.
  4. Vuelva a aplicar cada hora si está nadando o sudando.
  5. Tenga mucho cuidado con el agua, la arena y la nieve. Estas superficies reflejan los rayos dañinos del sol, lo que puede aumentar su probabilidad de sufrir una quemadura solar.
  6. Mantenga a los bebés menores de 6 meses completamente cubiertos y en la sombra.
  7. Limite la cantidad de tiempo que está bajo el sol entre las 10:00 a.m. y las 4:00 p.m. Es entonces cuando los rayos del sol son más intensos. Practique la “regla de la sombra”: si su sombra es más corta que usted, los rayos del sol son más fuertes y debería resguardarse en la sombra.
  8. Si es posible, use una camisa de manga larga y pantalones largos. La ropa oscura con tejido tupido bloquea más el sol que las telas blancas o de tejido suelto. Para una protección adicional, busque ropa hecha con materiales especiales de protección solar.
  9. Complemente con un sombrero que le dé sombra a la cara, el cuello y las orejas y unas gafas de sol. Las gafas de sol con lentes que tienen una absorción UV del 99% al 100% brindan una protección óptima para los ojos y la piel circundante.
  10. Sea aún más cauteloso si está tomando medicamentos que pueden aumentar su sensibilidad al sol. Estos incluyen algunos tipos de antibióticos, antiinflamatorios, antifúngicos, medicamentos para la presión arterial y quimioterapias.