La DGT anuncia el nuevo carnet de B1: los mayores de 16 años podrán conducir coches eléctricos pequeños

La medida se enmarca en la Estrategia de Seguridad Vial 2030 que se ha presentado este jueves

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha presentado, dentro del marco de la Estrategia de Seguridad Vial 2030, cuyo principal objetivo es la reducción de las víctimas mortales en carretera en un 50% hasta 2030, una serie de novedades entre las que destaca la llegada de un nuevo carnet de conducir.

Se trata del B1, un permiso que aunque contará con algunas limitaciones, dará acceso a los jóvenes de 16 años a conducir un turismo. El carnet, que ya se aplica con éxito en otros países de nuestro entorno, como es el caso de Francia Italia, Portugal o Reino Unido, “favorecerá la movilidad de los más jóvenes en el ámbito rural, donde aun con todos los esfuerzos, evidentemente el transporte público no llega en las mismas condiciones”, ha recalcado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la presentación del Plan de Actuaciones de Seguridad Vial 2022-2023. Las claves de este permiso son:

- Edad mínima de 16 años

- Limitación a un peso máximo del vehículo de 400 kg

- Velocidad máxima de los vehículos mencionado limitada a 90 km/h

La nueva medida fue una propuesta de PONS Seguridad Vial y la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, AEDIVE, que señaló que dará la posibilidad de un primer acceso a la movilidad eléctrica a cerca de 1 millón de personas cada año. Una de las ventajas de la implantación de este nuevo permiso B1 a corto plazo sería el incremento de la seguridad en los desplazamientos, puesto que este permiso permite según PONS Seguridad Vial “un acceso racional y escalonado a la conducción de automóviles, y una alternativa de movilidad más segura a los medios de transporte tradicionales”.

Otra de las ventajas del permiso B1 es que el cuatriciclo L7 comparte elementos de seguridad con los vehículos de categoría M, el vehículo convencional para el transporte de personas. Asimismo, según PONS Seguridad Vial y AEDIVE, estos vehículos presentan un elemento fundamental para la seguridad del que no disponen los cuatriciclos de la categoría L6, como es la disposición de estructuras de protección en caso de vuelco (ROPS). Asimismo, la mayoría de los cuatriciclos pesados (L7) son eléctricos, por lo que cumplen con los objetivos del Acuerdo de Paris y los estándares de emisiones europeos con el objetivo de mitigar el cambio climático.

Otras medidas de la Estrategia de Seguridad Vial 2030

El ministro del Interior ha destacado otras medidas como la puesta en marcha del título de Técnico Superior en movilidad segura y sostenible de Formación Profesional ya creado por el Ministerio de Educación, y la revisión y actualización del protocolo de pruebas de aptitud psicofísicas en los centros de reconocimiento médico de conductores.

Otra medida importante es el uso obligatorio del airbag para las pruebas de circulación en moto en los exámenes de conducir para el permiso A, es decir, las motos de alta cilindrada. En este punto, Grande-Marlaska ha anunciado que, tras el correspondiente proceso de prospección de mercado, “en breve” licitarán la adquisición general de airbags para los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Además, la DGT promoverá los exámenes con cambio automático en los turismos. Actualmente, el 98 por ciento de los exámenes de conducir se realizan en vehículos con cambio manual, por lo que Tráfico modificará el Reglamento de Conductores para potenciar y facilitar el uso de coches con cambio de marchas automático “a fin de familiarizar a los nuevos conductores con el vehículo eléctrico”, apuntó el ministro.

Interior también ordenará el uso de los vehículos de movilidad personal -como los patinetes eléctricos- con una reforma del Reglamento General de Circulación y regulará el seguro obligatorio de responsabilidad civil para estos vehículos.