Una DANA llega a España: tormentas, granizo y bajada de temperaturas en estas comunidades

A partir del jueves se espera un ascenso de los valores térmicos, con máximas muy altas en la mitad occidental peninsular y Canarias

El mes de julio de 2022 se estrenó en España con tiempo veraniego y con subida de las temperaturas. Sin embargo, la semana ha empezado con un aumento de la inestabilidad en algunas zonas. La responsable es una pequeña DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos de la Atmósfera) que se acercará desde el Atlántico y dejará chubascos tormentosos sobre todo en el norte y este de la península. Estos chubascos serán localmente fuertes y podrían superar los 50 l/m2 en poco tiempo, con posibilidad de granizo. No obstante, la atmósfera se estabilizará a partir del jueves y los termómetros volverán a superar los 40 grados en zonas del suroeste de la península e incluso durante el fin de semana en Canarias.

Tormentas intensas hasta el miércoles

Para este martes, la onda en altura se desgajará formando una DANA y según avance el día penetrará en la Península. Será la jornada con mayor inestabilidad de la semana, con tormentas que comenzarán a partir del mediodía en puntos del interior de la mitad oriental, concentrándose las más intensas en Aragón, Comunidad Valenciana, este de Castilla-La Mancha y en la Región de Murcia. De forma puntual podrían sobrepasarse los 30 o 50 l/m2 en periodos cortos de tiempo, volviendo los temidos “reventones” y el pedrisco. Este día las máximas bajarán en el oriente de la península y en Baleares, mientras que subirán algo en el alto Ebro y continuará el ambiente caluroso en la meseta norte, donde Valladolid y Zamora superarán los 36 o 37 grados, lo mismo que Jaén, Granada, Salamanca, Toledo o Cáceres con 36 grados, mientras que, A Coruña o Cádiz quedarán por debajo de 25 grados.

La madrugada del miércoles podría complicarse en el noreste peninsular. La bolsa de aire frío atravesará el norte de la Península y la mayor inestabilidad se desplazará a Aragón, Cataluña, Navarra, Alto Ebro y Cantábrico oriental. En estos puntos las tormentas podrían ser violentas y mostrar un mayor grado de organización que en días anteriores. Se esperan precipitaciones localmente intensas, con fuertes rachas de viento, mucha actividad eléctrica y granizo. Ese día, los valores bajarán de forma clara en el norte de la península, especialmente en puntos de Navarra, La Rioja, Aragón y Castilla y León, donde el descenso podría ser de hasta 8 o 10 grados con respecto al día anterior; Pamplona alcanzará una máxima de 23 grados con posibles chubasco , mientras que, por el contrario, en el Valle del Guadalquivir, se pasará de 35-37 grados.

Regresan los 40 grados

A partir del jueves, se superarán los 35 grados en casi todo el país e incluso los 40 grados en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir y en puntos de Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria, y con noches muy cálidas, entre 20 y 25 grados en el Mediterráneo, centro y sur peninsular. Tan solo habrá algunas nubes en el norte y en el entorno del sistema ibérico, sin poder descartar algún chubasco débil; habrá de nuevo calima en el área del Estrecho y sureste peninsular y también probables nieblas costeras en puntos del Mediterráneo andaluz.

El viernes las temperaturas continuarán en ascenso, con valores anormalmente altos para estas fechas en la mitad occidental y en Canarias. En Badajoz, Córdoba o Sevilla sobrepasarán los 40 ºC. Durante la tarde podrían aumentar las tormentas en el interior este. Aunque existe mucha incertidumbre al respecto, El sábado será un día muy caluroso, sobre todo en el suroeste peninsular, y el domingo podría aparecer una DANA llegada del norte que generaría una bajada de temperaturas y tormentas que afectarían a varias zonas.