La nueva Covid-22 se extiende por España: “son variantes extremadamente infecciosas, todos acabaremos infectándonos”

El epidemiólogo Quique Bassat cree que las mascarillas no deberían ser de nuevo impuestas ante el aumento de contagios Covid en esta séptima ola

Dos sublinajes de Ómicron, BA.4 y BA.5, están provocando un importante aumento en el número de contagios por coronavirus en países como España, Portugal o Reino Unido. Tienen una mayor capacidad de contagio y ambas esquivan la los anticuerpos de las personas vacunadas -incluso con tres dosis- así como de las personas que han tenido una infección previa. De acuerdo con el último informe de actualización de la situación epidemiológica de las variantes de SARS-CoV-2, la nueva variante BA.5 remplazó a BA.2 a mediados de junio en nuestro país. Desde entonces la incidencia en mayores de 60 años ha escalado hasta casi 1.000 casos por cada 100.000 habitantes y el número total de pacientes ingresados por covid supera los 10.000.

El epidemiólogo e investigador Quique Bassat ha alertado este martes del aumento significativo de los contagios que se están produciendo estas dos últimas semanas. “Todos acabaremos infectándonos por desgracia”, ha afirmado en una entrevista en Antena 3 Noticias. “Son unas variantes extremadamente infecciosas y las pocas defensas que generamos a través de la infección natural servían para variantes previas, pero parece que ya no sirven para las actuales”.

Asegura que aunque el calor facilita actividades en espacios al aire libre y la covid-19 se transmite menos que en interiores, “no hay que bajar la guardia“. Sin embargo, recalca que hay que acostumbrarse a vivir con el virus sin que eso altere las rutinas del día a día. “No creo que tengamos que hacer nada muy diferente a lo que hemos estado haciendo los últimos meses y semanas. Simplemente, hay que ser conscientes del aumento considerable de casos en nuestro país”.

En este escenario, el experto en infecciones víricas cree que las mascarillas no deberían ser de nuevo obligatorias, pero sí que se utilicen con sentido común, sobre todo en aquellas personas que son más vulnerables. “Aquellas personas que lo son y pueden exponerse a contagiarse cuando entren a lugares con mucha aglomeración de personas o pocos ventilados, deberían usarlas”. Asegura el experto que, aunque no deben ser impuestas, debemos ser conscientes de que es una herramienta que “puede seguir siendo útil”.

Preguntado sobre si se tendrían que utilizar en los encierros de las fiestas de San Fermín, que comenzarán este miércoles 6 de julio. el investigador indica que es una situación un poco peculiar porque “las aglomeraciones grandes se producen sobre todo fuera del encierro”, y es ahí donde recomienda hacer uso de ellas. No obstante, recalca que lo primordial es fijarnos en las personas vulnerables, que son los que “deben utilizarlas especialmente, más que la población general”.