MENÚ
martes 17 julio 2018
13:30
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

«Apostar por la sostenibilidad aumenta el valor de la vivienda»

Los edificios donde vivimos y trabajamos consumen tal cantidad de energía que resulta fundamental reducirla para minimizar el daño medioambiental.

  • «Apostar por la sostenibilidad aumenta el valor de la vivienda»

Tiempo de lectura 8 min.

13 de julio de 2018. 02:55h

Comentada
Javier Vizarro.  13/7/2018

La totalidad de los inmuebles destinados a uso residencial y terciario y los espacios destinados a oficinas son responsables del 40% del consumo total de energía de nuestro país. Por esta razón, en los últimos años la arquitectura sostenible, basada en el diseño y desarrollo de edificios que minimicen la contaminación y faciliten un uso responsable y eficiente de los recursos energéticos y naturales, se ha consolidado en los métodos y códigos técnicos utilizados actualmente en la construcción.

Analizar el presente y el futuro de las viviendas sostenibles fue el objetivo de la Jornada de Sostenibilidad Inmobiliaria 2018, que organizó LA RAZÓN con la colaboración de Acciona. Acogió un debate en el que participaron expertos del sector como Ángel Cuervo, gerente comercial de Acciona Inmobiliaria; Sandra Daza, directora general de Gesvalt; Adelina Uriarte, presidenta de la Plataforma de Edificación Passivhaus; María Paz Sangiao, miembro de la Dirección Técnica Breeam en España, y Carolina Roca, vicepresidenta de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima).

Consumo nulo

La normativa europea y española derivada del Acuerdo de París, establece distintas medidas para reducir los efectos de la contaminación en el calentamiento climático con vistas a 2020 –año en el que entra en vigor–. Se establece que, a partir de dicha fecha, todos los nuevos edificios construidos tendrán que tener un consumo energético prácticamente nulo. Los expertos indican que cumplir estos requisitos en España exigirá un esfuerzo de mayor compromiso e innovación para hacer que se asuman en el aparato productivo del sector de la construcción, al tiempo que se contengan los costes.

En palabras de la directora general de Gesvalt, las dificultades de la aplicación de la arquitectura sostenible se deben a que primero se han de demostrar «con hechos fehacientes» que la sostenibilidad «tiene un sentido como valor propio en los mercados activos». Por lo tanto, si las consecuencias positivas que trae consigo el ahorro energético no son valoradas y comunicadas de manera «taxativa», resulta muy complicado implementarlas en el mercado actual. Pero, ¿qué características de la sostenibilidad se han de resaltar? María Paz Sangiao opina que debemos hacer hincapié en un «enfoque global» y no centrarnos sólo en energía, sino también en el consumo del agua, la salud y bienestar de los ocupantes, el tipo de materiales utilizados y la contaminación que produce el edificio.

La presidenta de la plataforma de Edificación Passivhaus calculó que España cuenta actualmente con aproximadamente 80.000 metros cuadrados de espacios sostenibles y más de 230.000 en proceso de construcción. «Si estos datos los extrapolamos en términos de reducción de contaminación, la totalidad del área sostenible en España equivale a unas 20 veces el Parque de El Retiro de Madrid», afirmó. Para que un edificio cumpla con los estándares de sostenibilidad, debe registrar un consumo máximo de energía de no más de 15 kilovatios a la hora por metro cuadrado, un ratio del que muchos hogares están aún lejos.

El gerente Comercial de Acciona Inmobiliaria informó de que la compañía, que es líder en soluciones sostenibles de infraestructuras y proyectos de energía renovable en todo el mundo, está muy comprometida con la implantación en los edificios de las tecnologías más avanzadas que minimicen su impacto medioambiental. «Nuestro objetivo es que el 100% de las promociones estén certificadas con el sello de sostenibilidad». Actualmente, Acciona Inmobiliaria está comercializando alrededor de 800 viviendas sostenibles y en el futuro más próximo se espera que a éstas se sumen otras 400. «Tenemos que ser exigentes con todas las características y parámetros propios de un edificio sostenible e indagar en la arquitectura bioclimática, la cual aprovecha los recursos naturales disponibles para reducir los consumos de energía», apuntó Ángel Cuervo.

Normativa exigente

La mayoría de ponentes sostuvo que la normativa actual en torno a la construcción de viviendas de escaso consumo eléctrico es «exigente». Sin embargo, ¿en qué situación queda el resto de hogares que necesariamente necesita una rehabilitación para cumplir con la normativa europea? Según Carolina Roca, los materiales utilizados en la construcción actual poseen una calidad muy superior a la de años atrás. «La diferencia entre lo que construimos hace 10 años con lo de ahora es abismal en términos de materia y ahorro energético», anunció. Para la vicepresidenta de Asprima, el gran reto está en «extender las mejoras de las viviendas nuevas a las ya existentes», y apuntó que la clave está en las bonificaciones fiscales que deberían recibir los clientes a modo de atractivo comercial, el cual «no ha sido suficiente» hasta ahora.

Para que el ciudadano apueste por tener una vivienda sostenible tiene que estar realmente concienciado con la urgente necesidad del cuidado y preservación del medio ambiente. Por lo tanto, una de las preguntas que suscitó el debate fue si teníamos la suficiente cultura en relación a la sostenibilidad. La mayoría de intervinientes incidieron en que el principal problema de los clientes es su preocupación por los altos costes que suponen la alta tecnología en los hogares, e hicieron constantes comparaciones con el sector del automóvil.

Ángel Cuervo, de Acciona Inmobiliaria, hizo un paralelismo con el sector de la automoción en el que hace unas décadas el consumo de carburante no se tenía tan en consideración como hoy en día, que es un elemento clave en la decisión de compra. Además, el precio del vehículo apenas ha variado a pesar de todas las mejoras tecnológicas que ha ido adquiriendo. «¿Quién es capaz de adquirir una vivienda por 150.000 euros con todos los avances tecnológicos?», se preguntó la vicepresidenta de Asprima.

Por su parte, Sandra Daza afirmó que sí que existe un interés por parte del usuario y que cuando se le explican las ventajas que obtendría se despierta su ánimo a comprar. Siguiendo esta línea de debate, Adelina Uriarte comparó la cultura de la sostenibilidad con la del reciclaje, y señaló la necesidad de enseñarlo obligatoriamente en los colegios. Las administraciones, tanto la central como las locales, juegan un papel fundamental en la mejora de las viviendas. La de la Comunidad de Navarra se halla, desde hace muchos años, a la vanguardia en materia de sostenibilidad, ya que apostó por disponer de edificios de consumo casi nulo al construir 500 viviendas de alquiler social de este tipo con ayuda del Banco Europeo de Inversiones, además de edificios educativos y centros de salud. También la Administración aragonesa está llevando a cabo trabajos importantes de rehabilitación en edificios de Teruel y Alcañiz, así como en viviendas de protección. Asturias y País Vasco están realizando, asimismo, esfuerzos para que un porcentaje significativo de casas reduzca su consumo energético.

Poco a poco, España avanza en materia de sostenibilidad y la apuesta por desarrollar edificios ecológicos es cada vez más convincente. Aun así, el objetivo de 2020 marcado por la normativa europea de cero consumo está muy lejos de ser una realidad.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs