MENÚ
domingo 21 julio 2019
22:47
Actualizado

Así es la primera telecabina medicalizada que ya ha llegado a España

En menos de diez minutos el aparato mide la temperatura corporal, la presión arterial o la frecuencia cardíaca

  • Imagen interior de la telecabina | Rubén Mondelo
    Imagen interior de la telecabina | Rubén Mondelo

Tiempo de lectura 2 min.

19 de febrero de 2019. 17:50h

Comentada
Belén Tobalina 19/2/2019

Imagínese que tiene algo de fiebre pero no puede acudir a su centro médico porque tiene una reunión muy importante o que le sube rápidamente la tensión. Ya hay en el mercado opciones para realizar una consulta médica desde el teléfono móvil o la tableta. Pero ahora se ha dado un paso más, con una telecabina medicalizada. Omnidoctor ha presentado hoy en la Semana del Seguro de Madrid “Consult Station” de H4D, la primera cabina médica que permite realizar videoconsultas médicas a distancia en condiciones similares a las de una consulta física y que cuenta con la aprobación de la FDA y de la UE.

En cuestión de diez minutos usted puede conocer cuál es su frecuencia cardíaca y oxígeno en sangre, temperatura corporal, presión arterial, así como someterse a una exploración del oído, dermatológica, ocular, índice glucémico o incluso un electrocardiograma, entre otras pruebas o mediciones. Y al finalizar, le imprime hasta la receta.

En Europa ya está presente en Francia, Italia y Portugal, donde hay instaladas 50 telecabinas, la mayoría de ellas en grandes compañías, como Airbus o Schneider Electric”, entre otras muchas, explica Hélder Ribeiro, de H4D. En nuestro país, la idea sería “que se pusiera en empresas, lo que permitiría reducir el ausentismo laboral para acudir al médico”, precisa Pablo Tenorio, portavoz de Omnidoctor. El precio: “se alquila por 3.000 euros al mes sin contar con el servicio médico”, añade.

Su funcionamiento es muy sencillo, basta con acceder a la cabina, donde tendrá a la izquierda y derecha diferentes aparatos médicos con los que el doctor, desde el otro lado de la pantalla, le irá diciendo que se mida según los síntomas que presente. Cuando la máquina mide, por ejemplo, su presión arterial, suena una melodía. Al concluir, el médico puede darle una receta impresa o recomendarle que vaya al especialista en caso de que el médico lo vea necesario, dado que esta telecabina no sustituye al doctor, ya que no hay palpación posible.

Últimas noticias