Tecnología

Consejos a la hora de traducir una aplicación móvil

Esto es lo que debes saber antes de traducir una app

Es frecuente que un equipo -en ocasiones startups y otras veces empresas consolidadas con trayectoria- lance una aplicación móvil en la App Store o la Play Store. El inmenso trabajo que hay detrás asustaría a más de un emprendedor a aventurarse. Las tareas más obvias son la programación, diseño gráfico y experiencia de usuario (UX) y captación de usuarios. ¿Y los menos obvios? Atención al cliente, creación del contenido y por supuesto, la traducción de la aplicación.

Publicidad

A continuación, ofrecemos unos consejos únicamente sobre este último punto. Esto es lo que debes saber antes de traducir una app:

Consejo #1: No utilices Google Translate o una herramienta de traducción automática

Al traducir aplicaciones no solo se tiene que tener en cuenta el componente de traducción de contenido, también el trabajo de localización. ¿Qué es localización? La adaptación del contenido considerando los aspectos culturales del país y aspectos técnicos. Dicho de otro modo, lo esencial es que el usuario capte el mensaje, por lo que una traducción literal no es lo que se busca en estos casos.

Consejo #2: La limitación de caracteres es más importante de lo que parece

Las pantallas del móvil están limitadas en espacio. Si al traducir un texto de 15 caracteres se convierte en 35 es posible que el texto ya no encaje correctamente con la pantalla. Informar al traductor de la limitación de caracteres es más relevante de lo que parece.

Lo ideal es que, en la planificación del desarrollo, se tengan en cuenta desde el inicio las necesidades que tiene cada idioma, por ejemplo, que hay idiomas que se escriben de derecha a izquierda.

Publicidad

Consejo #3: El contexto del texto es información primordial

Cuando se traduce una aplicación es común recibir ficheros que contienen cadenas de texto con variables sin especificar. Por lo que, al traducir, es relevante que se sepa donde se ubica cada texto o cuál es su contexto, así al traducir, el resultado será el adecuado.

No os podéis imaginar el número de desarrolladores que olvidan poner algún mensaje que ayude a entender el contexto. A veces ni siquiera se sabe a qué sección corresponde cierto texto y traducir se convierte en un trabajo de adivinos.

Publicidad

Consejo #4: Idiomas que se escriben de derecha a izquierda

El típico error es planificar el desarrollo de una aplicación sin plantearse que hay idiomas que no se escriben como en el idioma materno del programador. ¿Suena estúpido? Pues este punto es de los que ha traído más dolores de cabeza a muchos equipos.

Siempre vale la pena añadir a este punto, y es que, en hebreo, árabe y otros idiomas en los que se escribe de derecha a izquierda, es relevante que un traductor revise el contenido en la aplicación antes de su lanzamiento, por ejemplo, en una versión borrador. ¿Por qué? El segundo típico error es pegar el contenido de forma incorrecta y que aparezca el texto invertido y por tanto ilegible.

Consejo #5: Moneda, formato de fechas, horarios, unidades de medida, imágenes, etc.

De nuevo hablamos de localización. Hay contenido que si se mantiene igual que en el idioma de origen (en el que se recibió el contenido a traducir), se puede estar enviando un mensaje erróneo o incomprensible al usuario o perder muchos clientes. Algunos ejemplos:

  • Ver precios en libras o en dólares en un país donde la moneda es el euro. Causaría la eliminación de la app al instante.
  • Un diálogo donde se discute si se cenará a las 18:30 o a las 19:30, cuando en España se cena entre las 20:30 y las 22:30.
  • O una app donde para comprar solo se puede hacer en galones, pero no en litros.
  • Y, finalmente, tener en cuenta las imágenes que se utilizan, que no sean ofensivas y estén culturalmente aceptadas.

Consejo #5: Formato del fichero

Si el contenido está en XLIFF, que probablemente es el formato más común al traducir apps, la empresa de traducción tendrá que saberlo y si está en otro formato también. No todas las empresas de traducción tienen la capacidad de traducir este tipo de ficheros porque no dominan textos mezclados con código, o al abrirlo (si lo consiguen) no entienden a qué hace referencia cada línea de código.

Consejo #6: Feedback constante

Es especialmente complicado que un equipo prepare absolutamente todos los detalles a considerar en una traducción, por lo que es muy recomendable mantenerse abierto a preguntas por parte del traductor y ofrecer el máximo feedback posible para obtener el resultado esperado.

Consejo #7: Si las reviews importan, elige bien a tu empresa de traducción

Si vas a traducir una aplicación sin darle relevancia a este asunto, te recomendamos no traducirla. Dicho de otro modo, si quieres evitar opiniones terribles sobre tu producto, asegúrate de elegir un equipo que entienda de traducción de apps y que sepa preguntarte antes de enviar el mensaje equivocado a los usuarios.

Publicidad