¿Por qué los Sony WH-1000XM5 tienen la mejor cancelación de ruido del mercado?

Esto es lo que hace tan especial a los nuevos cascos de la casa japonesa

Los WH-1000XM5: la mejor cancelación de ruido del mercado
Los WH-1000XM5: la mejor cancelación de ruido del mercado FOTO: Sony

Son muchos los cascos que cuentan con un sistema de cancelación de ruido, pero no todos destacan en ello. Se trata de una tecnología muy compleja y en la que una marca ha destacado por encima de las demás: Sony. Sus últimos cascos, los WH-1000XM5 son un ejemplo de ello. ¿Cómo consigue Sony esto? Esta es la explicación.

Para comprender cómo funciona la cancelación de ruido activa, hay que comprender primero cómo funciona el sonido. Este es, básicamente, la vibración de partículas en un medio, que puede ser aire pero también agua y viaje en forma de onda. Esta onda produce cambios muy ligeros y rápidos en la presión del aire, los oídos detectan estos cambios y lo interpretan. Cuanto mayor sea la amplitud de esta onda, más alto será el volumen y cuanto más a menudo se produzcan las ondas, más alto será el tono.

Los cascos tienen dos formas de cancelar el ruido ambiental. Una es aislando y la otra es cancelando el ruido propiamente, la combinación de ambas, con mayor o menor acierto, es lo hace que que se consiga un producto de mejor o peor calidad.

El aislamiento se consigue creando una superficie que impide que las ondas lleguen, ajustándose al oído, como si quisiéramos taparlo con las manos.

La cancelación de ruidos, sin embargo es más compleja ya que involucra ingeniería y física. Básicamente se trata de, primero, usar los micrófonos de los cascos para identificar los sonidos del entorno. Cuantos más micrófonos y de mejor calidad, más capacidad para detectar los sonidos. Con esta información, los cascos producen un sonido que es exactamente opuesto a la onda de sonido que detectan y con ello la cancelan y nada de lo que suceda fuera se escucha.

Para crear este “antiruido”, los cascos deben ser capaces de aislar el sonido exterior de la forma más eficientemente posible, usar los micrófonos externos para captar con la mayor fidelidad los ruidos (de modo de poder “descifrar” correctamente la onda, para anularla), contar con un algoritmo que actúe con los micrófonos para crear la “antionda” que cancela el ruido y responder rápidamente no solo a los sonidos ambientales constantes, como el motor del avión o un tren, sino también responder ante una sirena por ejemplo, es decir a sonidos más esporádicos.

Los cascos WH-1000XM5 de Sony cuentan con una matriz de ocho micrófonos y un algoritmo específico de cancelación de ruido con inteligencia artificial. A eso le suman un diseño diferente a los modelos anteriores que aísla aún más el oído del exterior, lo que significa que las ráfagas de sonido están bloqueadas físicamente para que no lleguen a nuestros oídos. Probablemente la mayor virtud de estos cascos es que han sido diseñados con la premisa de la calidad de sonido y la cancelación de ruido como prioridades y a partir de ello han trabajado los expertos. Y eso es lo que distancia a Sony de la competencia en este apartado.