En este mapa puedes ver cómo sería el impacto de un asteroide en cualquier lugar de España

Los efectos de un asteroide como Dimorphos, que la NASA quiere desviar esta noche con la misión DART, serían devastadores

Simulación del efecto del impacto de una asteroide de 2.000 metros de diámetro en  el centro de la península.
Simulación del efecto del impacto de una asteroide de 2.000 metros de diámetro en el centro de la península. FOTO: La Razón (Custom Credit)

La posibilidad de que un asteroide de gran tamaño impacte contra la Tierra es muy, muy lejana pero lo suficientemente probable como para que la NASA esté realizando la misión DART que concluye esta noche. A las 01:14 horas de este martes la nave espacial DART se estrellará contra el asteroide Dimorphos a una velocidad de más de 22.000 kilómetros por hora. El objetivo es conseguir una mínima desaceleración del asteroide que altere la trayectoria del asteroide.

Dimorphos, que orbita a otro asteroide de mayor tamaño llamado Didymos, no constituye ninguna amenaza para la Tierra pero si un asteroide de ese tamaño impactará contra la superficie de la Tierra, ¿qué gravedad tendría?

El mapa de las colisiones de asteroides es una herramienta interactiva que permite visualizar las consecuencias que tendría un evento de estas características en cualquier lugar del mapa de forma muy sencilla. Este simulador permite elegir la ciudad que se quiere poner como objetivo y escoger el tamaño del asteroide de entre 12 opciones pre establecidas o que el usuario introduzca el diámetro que quiera. Las opciones prestablecidas van desde 22 metros hasta 15.000 mostrando en anillos alrededor del impacto los diferentes grados de destrucción que originaría.

Si se quiere ver lo que pasaría con un asteroide como Dimorphos hay que introducir su diámetro, dado que no encaja con ninguno de los parámetros predefinidos. En este caso son 160 metros. El simulador presenta siete círculos alrededor del punto de impacto que representan los efectos del impacto.

Simulación del impacto de un asteroide como Dimorphos (160 metros) en el centro de Madrid.
Simulación del impacto de un asteroide como Dimorphos (160 metros) en el centro de Madrid. FOTO: La Razón (Custom Credit)

El circulo más pequeño que muestra la simulación corresponde al diámetro del asteroide. El segundo, de mucho mayor tamaño, muestra el cráter que crearía y en el que ningún ser vivo sobreviviría. Con un asteroide como Dimorphos impactando en pleno centro de Madrid, en la Puerta del Sol, el cráter creado tendría un diámetro en torno a los 4,5 kilómetros. El Parque del Retiro, la mayor parte del barrio de Chamberí y el inicio de la Casa de campo desaparecerían por completo.

El tercer radio de efecto de la colisión tendría un diámetro algo superior a ocho kilómetros. En esta área, la mayoría de edificios colapsarían, la piel ardería y las mayoría de las personas que se encontraran en él morirían. Sobrepasaría los límites de la M30 por el este y alcanzaría hasta el Parque de Atracciones de Madrid por el oeste, incluyendo buena parte de la Casa de Campo. Por el norte llegaría hasta Cuatro Caminos y por el sur hasta Puente de Vallecas.

La destrucción en los primeros cuatro anillos es prácticamente total.
La destrucción en los primeros cuatro anillos es prácticamente total. FOTO: La Razón (Custom Credit)

La cuarta área extiende el diámetro del impacto del asteroide hasta los 15 kilómetros. En esta zona la piel humana aún puede arder, las infraestructuras quedan destruidas y los escombros serían la causa de muchas muertes a esta distancia del impacto. Alcanzaría hasta la localidad de Vicalvaro por el este, el barrio de Mirasierra en el norte, el municipio de Pozuelo de Alarcón por el oeste y el distrito de Villaverde en el sur.

El quinto anillo tiene un diámetro de alrededor de 26 kilómetros y alcanza localidades como Getafe y Leganés al sur de Madrid,  Alcobendas al norte, San Fernando de Henares al este y Boadilla del Monte al oeste. En esta área los edificios son destruidos, algunas ropas pueden arder y los escombros y el calor generado aún son fatales para muchos.

La sexta área, con un diámetro de 50 kilómetros, alcanza a localidades como Alcalá de Henares, Valdemoro, Navalcarnero o Colmenar Viejo.  El calor generado por el impacto aún sería fatal para personas mayores o con determinadas condiciones médicas, pero la mayoría de los edificios aguantarían.

El último anillo en el que aún se sentirían los efectos de la colisión del asteroide posee un diámetro de casi cien kilómetros. En poblaciones como Aranjuez, Guadalajara o San Lorenzo del Escorial se escucharía el impacto y aún llegarían restos, pero mayormente polvo y cenizas.

La destrucción provocada por un asteroide relativamente pequeño como Dimorphos sería terrible pero no un evento de extinción. Para uno de esta clase, como el que terminó con los dinosaurios, sería necesario un asteroide de entre 1.000 y 2.000 metros, cuyos efectos, de caer en el centro de la península se pueden ver en la imagen que encabeza este artículo.