No es solo un cuadro, es también un altavoz

Una empresa española «esconde» un sistema de sonido en el interior de unos lienzos para combinar tecnología y diseño

  • Dos de los lienzos-altavoz / Energy Sistem
    Dos de los lienzos-altavoz / Energy Sistem
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

02 de abril de 2019. 07:22h

Comentada
Ernesto Villar Madrid. 2/4/2019

A simple vista son tres cuadros ideales para colgar en la pared del salón. Pero, detrás de los motivos playeros o naturalistas se esconde un altavoz. Es la última apuesta, y más originales, para llevar la música al hogar.

El fabricante español Energy Sistem ha sacado al mercado tres altavoces, llamados Frame Speakers, que están escondidos en el interior de cuadros. En esta ocasión, los diseños elegidos para la ocasión son “East Beach”, de Antonyo Marest; “Flamingo”, de Mónica Jimeno; y “Forest”, de Samuel Cano.

Según explica el fabricante, el interior de los Frame Speakers hay un sistema de sonido estéreo 2.1 de 50 W, compuesto por dos altavoces de medios con 10W cada uno y de un altavoz de graves con 30W. Su diseño es inalámbrico e incluye un mando para controlar todas sus funciones a distancia.

Además, funciona con una batería integrada que aporta una autonomía de 20 horas a volumen medio y cuenta con conectividad Bluetooth para gestionar el audio desde el smartphone, la tablet u otro dispositivo Bluetooth y disfrutar de la música en cualquier rincón del hogar. Además, incluye radio FM para sintonizar tus emisoras y programas favoritos.

Tienen además tecnología True Wireless Stereo, la cual permite reproducir música simultáneamente en dos Frame Speakers con hasta 10 metros de alcance. El marco de los lienzos dispone también de un panel lateral con diferentes conexiones para reproducir MP3 desde una memoria USB o una tarjeta microSD de 128 GB de capacidad.

Los Frame Speakers presentan unas dimensiones de 471x371x55mm para decorar el hogar con música. El conjunto cuesta 139 € y está disponible en ediciones limitadas.

Uno de los lienzos es obra del artista alicantino Antonyo Marest, que ha exhibido sus creaciones tanto en la calle como en galerías y museos. Su estilo es reconocible por el uso de figuras geométricas abstractas y colores alegres, dando vida a composiciones cargadas de simbolismo e influencia biográfica del propio artista, explica Energy Sistem.

El segundo, “Flamingo”, es obra de Mónica Jimeno, y pertenece a la colección “Aves” de la artista. El último, de Samuel Cano, muestra el interior de un bosque suizo.

Últimas noticias