La metedura de pata de Ana Milán con una chica con obesidad mórbida: “¿Qué mierda he hecho?"

Entre las anécdotas que la actriz está haciendo virales en su cuenta de Instagram, ha contado una que le ocurrió hace unos años y de la que todavía sigue sin dar crédito

La labia y el carisma de Ana Milán siempre han sido de admiración por parte de sus seguidores. La sinceridad de la actriz, célebre por sus trabajos en series como “Camera Café” o “Física o Química”, es la base que le hace mostrar un carácter seguro y fuerte, a la par que divertido e irónico. Ahora, gracias al confinamiento, sus anécdotas se están haciendo más virales que nunca y están ayudando a que el aburrimiento de sus seguidores sea menor. A través de Instagram, la actriz cuenta experiencias y situaciones que ha vivido, a cada cual más surrealista, de tal manera que tiene a media España enganchada a sus aventuras.

Una de las últimas anécdotas que ha contado Milán se ha hecho especialmente viral debido a la gran metedura de pata que protagonizó. Fue hace unos años, de camino a una “premiere", cuando leyó que alguien le había escrito un mensaje: “Hola Ana, mañana me operan de obesidad mórbida y me gustaría que me mandaras un saludo”. La actriz no dudó en responder, aceptó la propuesta y, con prisas y de camino a la “premiere”, le devolvió el saludo a la persona del mensaje. Sin embargo, Milán no consiguió el resultado que tenía en mente.

“Entonces escribo: ‘¡Ánimo, va!’ con muchas as. Automáticamente me llaman para posar en el ‘photocall’ y le doy a enviar”. Hasta aquí todo bien. Sin embargo, como cuenta en sus vídeos en directo la actriz, cuando las prisas de la “premiere” se calmaron, se le vino el mundo encima. “Lo hice tan rápido que luego leí que el corrector puso ‘Ánimo, vaca’. Y yo me descuajaringo entera, me bloqueo y empiezo a apretar tanto la bola de la Blackberry que la hundo".

Con esto, el móvil roto y sin saberse la contraseña para poder acceder desde otro móvil y arreglar el lío que había montado, Milán explica que en ese momento “solo pensaba en ‘¿Qué mierda he hecho?’ y en esa mujer viendo la respuesta, me petó la puta cabeza”. Después de sonreír como pudo durante la “premiere”, intentó lo indecible para borrar aquel mensaje, “si lo había visto alguien tenía que dar una explicación”. Sin embargo, no pudo y, al día siguiente, con un móvil nuevo, la actriz asegura que “esa chica ya no estaba, no la encontré”.