Qué le confesó Patricia Conde a Broncano: “No sé cómo gestionarlo. Es algo además que yo conozco, estoy tenso”

La presentadora se negó a conectar el cable USB con su teléfono por miedo a desvelar algo que no quería hacer público

Conde, en "La Resistencia"
Conde, en "La Resistencia"La Resistencia

Patricia Conde regresó al programa de David Broncano, “La Resistencia” de Movistar+. Estaba de estreno con su “Nadie al volante”, que pocas horas antes comenzaba emisión en la misma cadena, a pesar de que el presentador no estaba muy orientado sobre qué programa venía a presentar.

En la dinámica habitual del programa Broncano tardó poco en sacarle el cable USB que conecta con el ordenador del programa y ofrecerle a Patricia conectarlo con el móvil que, curiosamente lo tenía en la mano, “¿Quieres conectar tu móvil a nuestro cable USB?”, preguntó el presentador “Deja que me lo piense un ratejo”, “Vamos a ver si conectamos primero tú y yo”, mientras escondía el teléfono debajo del sofá.

“Quizás hay algún hacker que hackea mi teléfono”, argumentó la presentadora para que empatizaran con su decisión. “No estoy preocupada por mi seguridad informática, es más por no romper matrimonios”, añadió dejando boquiabierto a Broncano que no entendió a qué se refería.

Ante su contrariedad, la presentadora siguió con la explicación sobre los motivos de ese temor común de las notificaciones que no quisiera que se hucieran públicas y en un momento de complicidad apostó por compartir su información solo con Broncano.

El secreto

Confío en ti. Júrame que no vas a decir nada” y le mostró algo en su teléfono que asombró aún más al entrevistador.

“Me gustaría poder contarlo, porque lo que acabo de ver es muy fuerte. Se me ha erizado la piel. Es un secreto que nunca pensé que iba a saber”, argumentaba Broncano. “¿Se puede comentar de qué va? Es que este momento televisivo...”, preguntó y ella negó en rotundo. “Ay, Dios mío, virgen santa lo que acabo de ver. En 2021 las cosas que están pasando. No sé cómo gestionarlo. Es algo además que yo conozco, estoy tenso”, acabó diciendo.

Disfrutones del momento, Patricia Conde cerró el momento con un: me gusta “tener un secreto con David”, mientras él agradecía su confianza: “Ni por dinero ni por nada, no cuento el secreto ni aunque me paguen. El secreto está a buen recaudo”. Y así se quedó la audiencia, con las ganas. ¿Habrá segunda parte?