Ruth Lorenzo, tercera expulsada de “MasterChef Celebrity”: “Ha sido un alivio meterme en el programa”

La artista era una de las concursantes más queridas por el público, pero no ha conseguido pasar de la tercera semana

Ruth Lorenzo
Ruth Lorenzo FOTO: Javier Herraez RTVE

La cantante Ruth Lorenzo ha tenido que abandonar las cocinas de esta edición de “MasterChef Celebrity” como tercera expulsada del programa. La artista, que se obligó a un parón en su carrera musical y se atrevió con el talent culinario de Televisión Española, explicaba en el Festival de Televisión de Vitoria lo que ha supuesto para ella el paso por el programa que produce Shine Iberia.

¿Qué tipo de estrategia tenías en el programa?

¿Había estrategias? Ya se quien ha dicho eso, si precisamente la más estratega era la Castell. Sobre todo intentar sobrevivir.

¿La experiencia en los escenarios ante miles de personas te ha ayudado?

Realmente hay cosas que hacen que te bloquees. Cuando no tienes conocimiento y maestría sobre lo que tienes delante... yo puedo tener mucha confianza y saber dominar mi nervio cuando tengo mucho conocimiento sobre lo que estoy haciendo, pero cuando tengo cero conocimiento: cuchillos afilados (te das un corte y te ves el hueso), las cámaras.... Da igual lo que sepas hacer en tu vida profesional porque es una situación completamente diferente. Lo que sí, es que yo he tirado más de mí como persona de mi casa: cuando estoy cocinando con mis sobrinos, con mi madre. He intentando aprender porque yo también he sido jurado de un programa. Cuando eres jurado se te hace muy claro muy especifico sin rodeos, para que la persona pueda o bien avanzar si tiene la capacidad, o quedarse atrás si es su momento. Aceptando todo lo que te dicen, e intentando hacer y dar lo mejor de ti.

¿Cómo fue esa llamada para participar?

Te suena el teléfono lo coges y dice “hola soy el Dios Masterchef, has sido seleccionado...”. Yo lo tenía claro. Yo tuve la llamada en varias ocasiones antes, en otras ediciones y siempre dije no, y este año por algún motivo me llamó mi representante y me dijo, “nena, MasterChef qué” . Antes no pude por otros proyectos por el momento de vida, por el tipo de grabaciones que estaba haciendo, por más programas. Era un encaje de bolillos; aparte tienes que parar tu vida, no puedes girar, no puedes hacer nada. Entonces me ha pillado en un momento en el que laboralmente he podido decir, venga vale a ver que pasa. Tengo que confesar que ha sido para mí un alivio el meterme. La industria musical es muy dura y cuando estás metido en ella piensas que no hay vida más allá y el haberme levantado a las cinco de la mañana para aprender a deshuesar pollos en una carnicería, aprender en una pescadería, tomar clases... Te das cuenta de que eres capaz de hacer mas cosas. Para mi personalmente ha sido una desconexión de mi día a día.

¿Esta participación cómo afectará a tu carrera?

Te puedo decir que no se cómo afectará a mi vida laboral, pero a mi vida personal me ha hecho un antes y un después y se vienen cosas muy top.