• 1

En busca de las fuentes del Amazonas

El nacimiento del río se encuentra en un pequeño manantial glaciar a 5.170 metros sobre el mar

  • El nacimiento del río se encuentra en un pequeño manantial glaciar a 5.170 metros sobre el mar
    El nacimiento del río se encuentra en un pequeño manantial glaciar a 5.170 metros sobre el mar
  • Arequipa es la segunda ciudad más poblada de Perú. Es conocida como la Ciudad Blanca.
    Arequipa es la segunda ciudad más poblada de Perú. Es conocida como la Ciudad Blanca.
Arequipa.

Tiempo de lectura 4 min.

13 de septiembre de 2014. 19:02h

Comentada
Ángel Sastre.  Arequipa. 20/7/2014

Francisco de Orellana parte de Guayaquil el 4 de febrero de 1541; llega a Quito y reorganiza su caravana. Orellana y sus hombres sostuvieron varios combates con las tribus belicosas que salían a su paso, muchas de ellas feroces mujeres guerreras. Al pasar el tiempo, día a día los expedicionarios iban muriendo, los abastecimientos se iban agotando, hasta no tener ni qué comer. Era ya diciembre y la mayoría de los exploradores se dieron cuenta de que la expedición no llegaría al lugar que se buscaba, por lo que comenzaron a sublevarse, pero la caravana perseveró.

Ese mismo espíritu aventurero parece haberse reencarnado en los más de 200 estudiantes de la Ruta BBVA 2014 de 21 países que durante mes y medio han emprendido una travesía en busca de la Fuentes del Amazonas. Una odisea digna de los antiguos conquistadores españoles. Es lo que hicieron los jóvenes en el Valle del Colca, atravesando puentes colgantes que conectan precipicios a 2.000 metros de altura. Los expedicionarios recorrieron kilómetros hasta encontrar tumbas prehispánicas. Allí yacen calaveras y huesos, testigos mudos de la historia de Perú.

Además, los aventureros se desplazaron hasta el Mirador Cruz del Cóndor para asistir en primera persona al baile de los cóndores. El ave más grande de planeta fue venerado por Incas como animal sagrado. Esta misma ruta es seguida por miles de viajeros al año, que se acercan hasta la ciudad colonial de Arequipa para emprender interesantes rutas en busca de leyendas, historia y naturaleza.

Pero si hay una leyenda que apasaiona, es la del Amazonas. Desde los tiempos de Orellana, en el siglo XVI, han sido numerosos los intentos por explorar el que habría de ser el curso de agua más largo y caudaloso del mundo, estableciendo sus dimensiones, su caudal, sus tributarios y su cuenca.

Origen desértico

De manera que hace tan sólo unos años la Sociedad Geográfica de Lima, en conjunción con una expedición científica polaco-rusa-italo-peruana, emprendió la tarea de fijar el nacimiento del Amazonas, en una empresa dirigida por el polaco Jacek Palkievicz bajo el nombre Amazon Source 96. Con este esfuerzo se determinó que la naciente del río se encuentra en un pequeño manantial glaciar, a una altura de 5.170 metros sobre el nivel del mar. Ruta BBVA 2014 rememoró este ingente esfuerzo. Paradójicamente, en la cima el terreno es seco, casi desértico en algunas zonas. Apenas un letrero recuerda que el origen del «gran río» se encuentra aquí. Y es que la fuente es subterránea, ya que se localiza a un metro de profundidad.

En paralelo, nosotros realizamos la gesta a caballo en el denominado grupo «León», la caballería de la ruta. A lomos de robustos caballos de paso peruanos recorremos 23 kilómetros por un antiguo camino Inca en desuso. Cargados con los equipos y a través de minúsculos caminos al borde de precipicios infinitos, atravesamos valles y montañas, paisajes impresionantes que parecen sacados de una novela del Señor de los Anillos o Juego de Tronos. Esta misma ruta está siendo fomentada por las aldeas rurales de la zona. Conscientes del entorno en el que viven, han conseguido atraer la atención de un turismo de aventura deseoso de emociones fuertes en territorios casi vírgenes.

La otrora Ruta Quetzal nació de la mente del periodista y aventurero Miguel de la Quadra-Salcedo (Madrid, 1932), quien se inspiró en un crucero universitario que, en 1933, llevó a unas 200 personas por puertos como los de Alejandría, Rodas, Estambul o Siracusa. Desde el 79, la Ruta BBVA ha ido mudando pero siempre ha conservado el mismo espíritu: descubrir nuevos mundos, aprendiendo la historia, haciendo amigos en mitad de la belleza y la adversidad. Año tras año, los «ruteros» se convierten además en pioneros, expedicionarios que abren nuevos caminos que después son recorridos por los viajeros más osados, con sed de aventuras. La leyenda continúa...

El misterio de las Líneas de Nazca

Otro de los puntos que más interés despertó entre los jóvenes «ruteros» fue la observación de las famosas Líneas de Nazca. Los expedicionarios se adentraron en el estudio de las culturas prehispánicas de Nasca, que tuvieron una aportación definitiva a la construcción de la civilización andina y que aportaron singularidades tan notorias como los enigmáticos jeroglíficos representados a través de Líneas de Nazca.

Extendiéndose majestuosas en una superficie de más de 500 kilómetros cuadrados del valle del río Nazca, al sur de Perú, en una zona situada entre el océano Pacífico y los Andes, se encuentran las denominadas pistas de Nazca. Se trata de una serie de líneas, diseños geométricos y abstractos pictogramas que han permanecido inalterados durante más de mil años, desafiando a la ciencia y a la arqueología. Estos gigantescos diseños no fueron descubiertos hasta finales de los años veinte coincidiendo con los primeros vuelos por la zona. La razón es bien sencilla: las pistas no son visibles desde tierra. Hasta el día de hoy, continua siendo una incógnita cómo fueron diseñados con las técnicas de la época, y cuál era su verdadero propósito.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs