Fallece a los 84 años el banderillero Finito de Triana

El subalterno sevillano arrastraba problemas de salud tras sufrir hace un año una fractura de fémur

El alcalde de Tomares, José Luis Sanz, y Antonio Martínez, "Finito de Triana", junto a su calle en el recinto ferial de la localidad sevillanaLa RazónLa Razón

El banderillero sevillano Antonio Martínez ‘Finito de Triana’, que arrastraba problemas de salud tras sufrir hace un año una fractura de fémur, ha fallecido esta madrugada a los 84 años, según han informado fuentes familiares, que han detallado que el funeral se celebrará mañana jueves.

El banderillero había ejercido desde 1992 como asesor artístico de la presidencia de los festejos de la plaza de la Real Maestranza.

Nacido el 9 de abril de 1936 en la calle Castilla, en pleno corazón del barrio de Triana, desde muy pequeño se sintió atraído por el toro y el toreo y llegó a conocer y tratar al mítico diestro Juan Belmonte.

Empezó entrenando en la localidad sevillana de Camas con una generación de toreros en la que figuraban nombres como los de El Pío, Curro Romero, Curro Puya, Salomón Vargas o Antonio Gallardo.

Se inició en la profesión actuando en el espectáculo cómico taurino 'Los Califas' antes de participar en novilladas económicas, anotándose el primer triunfo de relevancia en el ciclo de festejos celebrado en la plaza de toros de la Maestranza en la temporada de 1954.

En la tarde del 20 de junio de aquel año, después de cortar una oreja a su novillo, le llevaron a hombros hasta el puente de Triana.

Desanimado por la falta de oportunidades, en la temporada de 1962 decidió pasarse a las filas de los banderilleros en las que encontraría su lugar definitivo en el universo taurino.

Su primer matador de relevancia fue Miguel Báez 'Litri' pero también pasó por las cuadrillas de toreros como Antonio Ordóñez, José Fuentes, Beca Belmonte, José Luis Parada o José Antonio Campuzano entre otros.

El subalterno sevillano arrastraba diversas secuelas de su vida de torero; a raíz de la fractura de fémur sufrida hace un año se le implantó una prótesis de cadera que le alejó definitivamente del palco de la plaza de la Maestranza, al que ya no pudo volver a subirse este año por la suspensión de los festejos taurinos a causa de la covid-19.

Los restos mortales del prestigioso banderillero sevillano, que en 2013 fue elegido ‘Trianero de Honor’, están siendo velados en el tanatorio de Tomares, localidad en la que residía y en la que se rotuló una calle del recinto ferial con su nombre.