Citado este lunes como investigado el alcalde de Casariche por el caso del Consorcio de Estepa

En cuestión las contrataciones sin licitación acometidas en favor de "empresas fantasma" administradas por familiares de miembros de dicha entidad pública

Imagen de la planta del Consorcio de Medio Ambiente Estepa- Sierra Sur
Imagen de la planta del Consorcio de Medio Ambiente Estepa- Sierra Sur CONSORCIO ESTEPA- SIERRA SUR

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Estepa (Sevilla) tiene fijada para las 11 horas de este lunes la comparecencia como investigado del alcalde de Casariche, Basilio Carrión (PSOE), en relación a las contrataciones sin licitación acometidas por el Consorcio de Medio Ambiente Estepa-Sierra Sur en favor de "empresas fantasma" administradas por familiares de miembros de dicha entidad pública, figurando por ejemplo contrataciones con una empresa administrada por el secretario interventor y el gerente, entre otros aspectos.

Así figura en una providencia emitida el pasado 30 de junio por dicha instancia judicial y recogida por Europa Press, toda vez que Basilio Carrión ostentaba anteriormente la Presidencia de este consorcio público. En la providencia, son citados además como investigados y también este lunes José Manuel A,M., Diego G.M. y Ana D.R.O.P., respecto a una pieza separada de esta causa judicial.

La providencia ordena más comparecencias el 29 de septiembre, cuando está citado como investigado José Antonio Mañas Moreno, secretario del Consorcio, junto a Antonia José Moreno como administradora de una empresa y Estafanía Mañas como administradora de otra sociedad; y además el día 30 de ese mes.

Según la Policía Nacional, desde el citado Consorcio, actualmente presidido por Antonio Jesús Muñoz (PSOE), alcalde de Estepa, fueron realizadas contrataciones con cargo a fondos públicos y sin ningún tipo de licitación pública, en favor de "empresas fantasma cuyos administradores eran familiares" de los miembros de la red investigada, figurando por ejemplo contrataciones con una empresa administrada por el secretario interventor y el gerente, cuyo cese han reclamando insistentemente el PP e IU.

La Policía Nacional considera así que estas personas consiguieron "un enriquecimiento mediante la autocontratación de servicios destinados al Consorcio y siempre al margen de cualquier licitación pública", siéndoles intervenida numerosa documentación, automóviles y más de 90.000 euros en efectivo.

Las actuaciones motivaron una primera operación policial en la que seis miembros del Consorcio prestaron declaración en calidad de detenidos ante la Policía Nacional y, meses después, nueve arrestos entre los que figuraban dos altos cargos del Consorcio de Medio Ambiente Estepa-Sierra Sur, por varios delitos contra la Administración Pública.