Avisan de tráfico de «residuos peligrosos» de Montenegro a Huelva, el «retrete de Europa»

Ecologistas pide información al Gobierno de España sobre la llegada de 40.000 toneladas de “arena contaminada” al vertedero de Nerva y no descarta emprender acciones legales

Panorámica de la zona del vertedero de Nerva donde Ecologistas en Acción cree que podrían haber acabado los residuos peligrososEcologistas

«Hemos hecho un trabajo de investigación casi periodístico», afirma Juan Romero, uno de los portavoces de Ecologistas en Acción en Huelva, y el resultado les ha producido una punzada casi carnosa. La organización ha solicitado al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico información sobre el movimiento transfronterizo de unas «40.000 toneladas de residuos peligrosos». «Se trata de arena contaminada proveniente del desmantelamiento del astillero de Bijela y de una parte del arsenal de Tivat, ambos situados en Montenegro, parte de la antigua Yugoslavia», que han sido importados por una empresa francesa «a granel» y trasladados en barcos «por el Guadalquivir, hasta el Puerto de Sevilla» y desde allí, «en contenedores al vertedero de Nerva, en Huelva», resume Romero a LA RAZÓN.

Los conservacionistas mantienen que en la carga que ha acabado en las instalaciones onubenses «hay asbestos, un material demostradamente cancerígeno» que requiere una atención separada de «cualquier otro contaminante», así como «tributilo de estaño, un compuesto orgánico que se utiliza como agente biocida de las pinturas antiincrustantes y que es un disruptor endocrino muy peligroso que produce irritación y edema pulmonar». Este último se cuela «en el suelo y en las aguas», dicen «por un plazo de unos 40 años». Romero anota que también «se mandaron residuos a Ucrania, donde los revisaron y ya hay detenidos y gente en la cárcel», avisa.

Temen que se haya vulnerado «el artículo 9 del Convenio de Basilea» ligado a la generación, el manejo, los vaivenes transfronterizos y la eliminación de desechos peligrosos. Apuntan incluso a un posible «tráfico ilícito» de esos elementos, si «no hay, como parece, un acuerdo bilateral específico para ello entre España y Montenegro». No descartan «emprender acciones legales», sobre todo al conocer que «el pasado enero el Gobierno de España rechazó la entrada de otras 70.000 toneladas».

El portavoz de Ecologistas lamenta que Huelva «ya no sea sólo el retrete de Europa», sino ahora además «de países extracomunitarios» y se pregunta «dónde están las fuerzas vivas» de la provincia en general y de Nerva en particular. Quiere dejar claro que no son «la antesala de África» y pide que «paren» de acordarse de ese territorio para «mandarle residuos contaminantes». En ese punto, demanda al Ejecutivo autonómico que «ponga en marcha el cierre del vertedero», en vez de permitir su ampliación, y «se inicien los mecanismos necesarios para la restauración de la zona, de acuerdo a los objetivos de las políticas» vinculadas al cambio climático y a la economía circular.