• 1

Sociedad Española de Cardiología, 75 años sin dejar de latir

«La SEC sigue trabajando, innovando y pensando en el futuro para mejorar la salud de los españoles»

  • Sociedad Española de Cardiología, 75 años sin dejar de latir

Tiempo de lectura 5 min.

10 de septiembre de 2018. 19:52h

Comentada
Dr. Manuel Anguita, presidente de la Sociedad Española de Cardiología.  10/9/2018

ETIQUETAS

El año 1944 fue bisiesto y comenzó en sábado. En un contexto de posguerra, España trata de restituirse como país cinco años tras el conflicto civil. Se implanta entonces el primer seguro de enfermedad y se traen de Brasil las primeras dosis de penicilina. Ese mismo año, tras celebrarse el primer congreso español de cardiología, incluso antes de establecerse la cardiología oficialmente como especialidad médica, se crea la Sociedad Española de Cardiología (SEC), impulsada por el doctor Antonio Azpiarte Rubio y bajo la presidencia del doctor Carlos Jiménez Díaz.

Se constituyó como una organización científica y profesional, sin ánimo de lucro, con las metas que conserva hoy: incrementar el conocimiento sobre el corazón y el sistema circulatorio; avanzar en la prevención y tratamiento de sus enfermedades y mejorar la supervivencia y calidad de vida de los pacientes. A estos objetivos se han adherido en estos 75 años de historia tanto cardiólogos como otros profesionales, nacionales e internacionales, relacionados con las enfermedades cardiovasculares, hasta sumar 5.000 socios. Hoy, la SEC es una de las sociedades científico-médicas más destacadas y con mayor actividad formativa, científica e investigadora de nuestro país, contribuyendo así al gran reconocimiento que la cardiología española tiene, siendo valorada recientemente por la prestigiosa revista «The Lancet» como una de las diez mejores del mundo.

En 1947 se publica el primer ejemplar de «Revista Española de Cardiología», la publicación científica de la SEC que hoy es líder entre las revistas científicas españolas, situada en el puesto 26 del ranking de las 128 revistas internacionales del área cardiovascular, lo que demuestra que la ciencia de alto nivel no sólo se escribe en inglés.

La enfermedad cardiovascular constituye la primera causa de muerte en España y en los países desarrollados, por delante del cáncer y de las enfermedades respiratorias. Conscientes de las posibilidades de prevenirla casi en el 80% de los casos con vida saludable, la SEC impulsó en 1979 la Fundación Hispana de Cardiología con el fin de realizar campañas de educación sanitaria para la población. En 1984, el Consejo de Ministros la declaró de «utilidad pública» y en los 90 cambió su nombre por el de Fundación Española del Corazón (FEC). La FEC contribuye con la SEC en el fomento y desarrollo de la investigación cardiovascular en España mediante becas a proyectos de investigación básica y clínica en Cardiología. A día de hoy se otorgan anualmente cerca de 900.000 euros en becas como apoyo a la investigación.

Otro aspecto clave para el avance de la especialidad ha sido la formación de los profesionales, pieza angular de la SEC, sobre todo desde 1983, cuando se inició el programa de Formación Continuada con las sociedades filiales, coincidiendo con la aprobación en España de los Estatutos de Autonomía de varias comunidades autónomas, las cuales siguen estando representadas en la SEC a través de su sociedad filial. La SEC iba evolucionando al trepidante ritmo que lo hacían los tiempos que corrían, en los que la tecnología empezaba a entrar en las casas y en los hospitales. En 1995 la SEC fue una de las primeras sociedades científico-médicas en crear su página web: un portal para la FEC dirigido a público general y otro para la SEC que a día de hoy es referencia para los especialistas en Cardiología de todo el mundo. Entre ambas páginas cuentan con casi 15 millones de visitas al año. Estos portales recibieron en 2008, por parte del Ministerio de Sanidad, el Premio a la Calidad en el Sistema Nacional de Salud. Pero la apuesta por las nuevas tecnologías en la SEC no había hecho más que empezar. En 2009, cuando aún eran algo experimental, la sociedad se atrevió con las redes sociales; hoy en día cuenta con 50.500 seguidores en Twitter entre los perfiles de SEC y FEC. En 2011 empezó a ofrecer másteres on-line y en 2015 inauguró «Campus SEC», una plataforma de formación digital que abre una oferta de formación completa, variada y dinámica. En 2017 la SEC decidió ir un paso más allá lanzando «eCardio», el primer congreso virtual de habla hispana en Cardiología, que ha obtenido un gran éxito con más de 4.000 participantes en su última edición, superando el número de inscritos al congreso nacional de la SEC, que reúne anualmente a más de 3.000 especialistas.

Otro de los últimos proyectos es el de la investigación en resultados en salud y mejora de la calidad asistencial (SEC Calidad) y su relación con el análisis de datos actualizados de recursos económicos y humanos en los Servicios de Cardiología de toda España. Así nació el proyecto Recalcar (Recursos y Calidad en Cardiología). Gracias a este proyecto, que hoy en día sigue vigente, se pusieron de manifiesto las grandes diferencias en mortalidad intrahospitalaria del infarto, lo que ha provocado que hoy casi todas las comunidades autónomas hayan instaurado el código infarto. En 2016, esta iniciativa fue designada por el Ministerio de Sanidad como «Registro de interés para el Sistema Nacional de Salud». Ese mismo año se creó el proyecto SEC-Excelente, con el fin de acreditar la calidad de la actividad asistencial desarrollada por los Servicios de Cardiología en los hospitales. Está en marcha la acreditación de 15 procesos y procedimientos cardiovasculares, destacando el de las Unidades de Insuficiencia Cardiaca (IC), para acreditar su excelencia asistencial. Hasta la fecha, se ha otorgado acreditación a 38.

La SEC, en estos 75 años que está a punto de celebrar, no ha dejado de latir con fuerza ni un día para cumplir sus ambiciosos objetivos de formación e investigación con los que pretende seguir mejorando la cantidad y calidad de vida de los pacientes cardiovasculares en España durante muchos años más. Pero la historia no se detiene... La SEC sigue trabajando, innovando y pensando en el futuro. Nuevos proyectos se añaden a los que ya están en marcha, como cursos de formación con novedosas técnicas de simulación para los residentes o la elaboración de un análisis de la situación de la Cardiología y del sistema sanitario español. Este proyecto, denominado «el cardiólogo y la cardiología del futuro», se presentará durante el congreso de las enfermedades cardiovasculares que se celebrará en Sevilla en octubre.

Los cardiólogos españoles, y todos los socios de la SEC, nos sentimos orgullosos de la historia de nuestra sociedad y de sus logros, pero no queremos quedarnos sólo en este sentimiento, ya de por sí valioso, sino que pretendemos progresar aún más, y con ello contribuir a mejorar la salud cardiovascular de los españoles, que sigue siendo, al igual que hace 75 años, nuestro objetivo fundamental.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs