Salud y bienestar

Espacio divulgativo de salud en el que te ofrecemos información sobre prevención y hábitos saludables. Conoce a través de diferentes especialistas la sintomatología de diferentes patologías, las novedades en diagnóstico y los tratamientos más innovadores.

  • Image

Escuela de familias para lidiar con el malhumor adolescente

Dr. José Luis Carrasco, Director Científico de la Unidad de Personalidad y Comportamiento del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo de Madrid

true

Sobre el autor

Quirónsalud

Puedes encontrarme en @quironsalud

Vivir día a día con un adolescente no es una tarea fácil. En parte, porque la adolescencia es una etapa complicada para el propio individuo en desarrollo que asiste a numerosos cambios, tanto físicos, como hormonales y emocionales. En parte, también, porque esta transformación acaba produciendo cambios importantes en el comportamiento y en la actitud de los chicos y chicas que confunden a sus padres. Es el momento en que parece que el lazo de la comunicación está roto.

Buena parte de los progenitores se queja de que sus hijos adolescentes están de mal humor de forma casi permanente, solo dan malas contestaciones, la desobediencia es continua y, al parecer, todo les molesta.

En estos casos, deberíamos empezar tratando de identificar el origen del malhumor de nuestro hijo. Es mejor no preguntarle directamente por la causa de su malhumor sino acercanos poco a poco. “Puede ser bastante difícil, pero, sin duda, no es imposible. Podemos hacerlo en el transcurso de varios días, ir hablando de cómo fueron sus experiencias durante el año en el colegio, de sus amistades...En algún momento aparecerá una pista que nos oriente”.

Aunque estas actitudes son en la mayoría de las ocasiones un proceso normal, es importante estar atento a ciertas señales que nos pueden indicar que no se trata solo de un problema de la adolescencia. Debemos cerciorarnos de que se están produciendo consecuencias perjudiciales en la vida de nuestros hijos (están tristes, empiezan a suspender o tienen problemas para relacionarse). Es entonces cuando ha llegado el momento de hablar con ellos, de no retrasar la comunicación, y puede que probablemente sea necesario abordar el problema con un profesional.

La barrera más importante que aún hoy nos impide ayudar a nuestros adolescentes es mantener ideas equivocadas como “todo es fruto de la adolescencia” o que” ya se le pasará”. Debemos estar atentos cuando detectemos problemas para respetar las normas en el hogar, si acumula castigos, insulta o agrede verbalmente de manera repetida, miente con frecuencia, tiene baja autoestima o hay sospecha de consumo de sustancias.

También en los casos en los que no sabemos cómo tratarle, nos agotamos cuando interactuamos con él/ella, sentimos que ya no tenemos autoridad o no confiamos en ellos. En todos estos casos es conveniente consultar con un especialista. La nueva Unidad de Personalidad y Comportamiento: Orientación familiar y prevención, del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, de Quirónsalud, ofrece además la posibilidad de acudir a su Escuela de padres, donde orientar, compartir, e instruir a las familias en el manejo de este tipo problemática y las estrategias adecuadas para mantener una comunicación positiva con los hijos y que tendrá lugar todos los últimos jueves de cada mes a las 19:30 horas. Serán sesiones gratuitas para todos los padres que quieran información sobre los problemas de conducta de sus hijos adolescentes y para padres de pacientes que tengan algún trastorno de personalidad.

Para inscribirse simplemente hay que enviar un e-mail al siguiente correo indicando nombre y apellidos teléfono y correo electrónico: unidaddepersonalidad.ruber@gmail.com

A través de correo electrónico se indicará el día de comienzo de los talleres.

Destacamos a esta hora

La Razón te recomienda estas cinco historias para estar informado a esta hora.

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas

Últimas noticias