Medina de Rioseco acerca su patrimonio a las personas ciegas

La Universidad Europea Miguel de Cervantes y el Ayuntamiento abren nuevas líneas de trabajo que contribuirán a dinamizar los entornos rurales y a movilizarse frente a la despoblación

La rectora de la UEMC, Imelda Rodríguez Escanciano, y el alcalde de Medina de Rioseco, David Esteban, junto a los vicerrectores de Empleo, Innovación Educativa y Conexión Empresarial, David Villanueva Valentín-Gamazo (i), y de Internacionalización, Cultura Científica y Transferencia, Alejandro Santos Lozano (d), en el Museo de San Francisco de la localidad
La rectora de la UEMC, Imelda Rodríguez Escanciano, y el alcalde de Medina de Rioseco, David Esteban, junto a los vicerrectores de Empleo, Innovación Educativa y Conexión Empresarial, David Villanueva Valentín-Gamazo (i), y de Internacionalización, Cultura Científica y Transferencia, Alejandro Santos Lozano (d), en el Museo de San Francisco de la localidadLa Razón

La Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) de Valladolid y el Ayuntamiento de Medina de Rioseco refuerzan sus vínculos de colaboración y apostarán por la puesta en marcha de un novedoso proyecto de investigación I+D+i que permitirá acercar el patrimonio de la localidad vallisoletana a las personas con problemáticas visuales, en especial aquellas con ceguera total.

Se trata de un proyecto que se desarrollará a través del Grupo de Investigación PARHIS (Patrimonio Arquitectónico Histórico) de la UEMC y que verá la luz en los próximos meses. “Patrimonio Accesible” tiene como objetivo incrementar la accesibilidad sensorial al patrimonio arquitectónico riosecano para evitar la exclusión social de las personas con discapacidad visual, sensibilizar sobre esta problemática a la población en general e incrementar el potencial turístico del municipio.

El proyecto permitirá la realización tanto de mapas como de modelos táctiles relacionados con el Museo de San Francisco y presentar su relación general con el resto de la localidad mediante impresión 3D. En el caso de los elementos asimilables a mapas hápticos serían aptos principalmente para personas invidentes, mientras que aquellos más cercanos a los modelos táctiles pueden también ser fácilmente apreciables por cualquier persona