Investigadores de la UEMC demuestran las ventajas de entrenar con cargas desconocidas para una adecuada activación muscular

La revista científica “European Journal of Sport Science” publica un estudio en el que han participado jugadores del Club Atlético Valladolid y de El Salvador de rugby

Prueba de esfuerzo press banca que ha desarrollado un grupo de investigación de la UEMC de Valladolid
Prueba de esfuerzo press banca que ha desarrollado un grupo de investigación de la UEMC de ValladolidLa Razón

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) de Valladolid ha analizado los efectos de una carga excéntrica adicional desconocida sobre la activación muscular y la climática del press de banca en jugadores profesionales de balonmano y rugby. Para ello se ha contado con la colaboración de una veintena de integrantes del Club Atlético Valladolid de Balonmano y del Club de Rugby El Salvador.

Unos resultados del experimento que han sido publicados recientemente en la revista científica británica “European Journal of Sport Science”, y que indican que la falta de conocimiento sobre una carga excéntrica adicional indujo a un aumento significativo en la aceleración máxima y la actividad electromiográfica de los músculos agonistas analizados.

Las conclusiones avalan el uso de cargas desconocidas como estrategia práctica para provocar la activación muscular y la producción de fuerza, lo cual es crítico en muchos deportes, como el balonmano o el rugby, donde se dan situaciones que exigen a los jugadores responder rápidamente a fuerzas y cargas repentinas, desconocidas o no esperadas.

Por ello se hace prioritario que los entrenadores puedan contar con metodologías avaladas científicamente ya que una combinación óptima de fuerza muscular y potencia es crítica para maximizar el rendimiento atlético en diferentes modalidades deportivas.

Este experimento se ha desarrollado por el Grupo de Investigación en Entrenamiento y Nutrición (GIEN) de la UEMC, coordinado por el profesor del Departamento de Ciencias de la Salud, David García-López.