La Junta trabaja para dar una rápida salida a los productos agroalimentarios más perecederos

Jesús Julio Carnero afirma que hay que defender los “emblemáticos” de Castilla y León como el lechazo, el cochinillo y el cabrito

La Junta trabaja en dar salida a miles de lechazos para su consumo
La Junta trabaja en dar salida a miles de lechazos para su consumoEduardo Margareto (nombre del dueño)Ical

“El campo no para nunca, trabaja con absoluta normalidad”. De esta manera comenzaba el consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, su comparecencia en rueda de prensa para hablar de las gestiones que está llevando a cabo su departamento. Y entre ellas, una de las grandes prioridades es la salida al mercado de lechazos, cochinillos y cabritos.

“Se trata de un sector emblemático para nuestra Comunidad, y que se ha estado canalizando hasta la fecha a través de la restauración”, ha indicado Carnero, quien ha indicado que mensualmente, y en estas fechas se producen en torno a unas 250.000 unidades de lechazo, 800 explotaciones generan alrededor de 65.000 cochinillos, mientras que el número de cabritos suma 5.000 animales durante primavera y 3.000 en verano.

Por ello, ha agradecido la conexión existente entre la producción y la distribución, y las distintas promociones que se están realizando en sus supermercados, al tratarse de un producto perecedero, y muy recurrido en bodas y bautizos que en la actualidad han quedado suspendidas, y ha anunciado la puesta en marcha de una campaña de comunicación para posibilitar su consumo.

El consejero de Agricultura y Ganadería también ha recalcado que se ha pedido al Gobierno que se establezcan ayudas al almacenamiento privado, que ya ha sido trasladado a la Unión Europea y que se está a la espera de su resolución. Además se ha exigido ayudas al sector y en este aspecto, el Ministerio les ha remitido un borrador de una Real Decreto con futuras ayudas para el lechazo y al cabrito, que la Junta complementará con las propias.