León cumple con la tradición de recordar a sus reyes con tradicional responso

El acto es organizado por el Pendón de Baeza, que este año celebra su 875 aniversario

Tradicional responso oficiado por el obispo de León, Luis Ángel de las Heras, en memoria de los Reyes de León, organizado por la Imperial Orden del Milagroso e Invicto Pendón de San Isidoro, con turno de guardia y oración en el Panteón Real
Tradicional responso oficiado por el obispo de León, Luis Ángel de las Heras, en memoria de los Reyes de León, organizado por la Imperial Orden del Milagroso e Invicto Pendón de San Isidoro, con turno de guardia y oración en el Panteón Real FOTO: Peío García/Ical Agencia ICAL

La ciudad de León ha cumplido con su tradición y ha celebrado este jueves 6 de enero el responso en memoria de los reyes de León y de España, un acto de guardia y oración celebrado en el interior de la Colegiata de San Isidoro y su posterior eucaristía presidida por el obispo, Luis Ángel de las Heras.

Cada 6 de enero, día de la Epifanía del Señor, la imperial orden del milagroso e invicto pendón de San Isidoro, conocido popularmente como Pendón de Baeza, recuerda con este acto a todos los reyes del Reino de León y de España.

Por turnos, los ilustres caballeros y damas cofrades de esta antiquísima institución medieval, que este año cumple su 875 aniversario, celebran la guardia y oración en el Panteón Real de San Isidoro, desde las 10.00 a las 12.00 horas.

El último turno, de 11.30 a 12.00 horas, está abierto a las autoridades civiles, militares y académicas de León, que ha encabezado el alcalde de la capital, José Antonio Diez.

Después, a las 12:30 horas, ha comenzado la celebración eucarística conducida por el obispo de León y el abad de la Colegiata, Francisco Rodríguez.El acto se cierra con un solemne responso real en el mismo panteón ante las tumbas de los monarcas leoneses.

Con estos actos se abren la celebraciones del 875 aniversario de la fundación de esta orden medieval, devenida el día 25 de julio de 1147, después de la conquista de la ciudad jienense de Baeza, por el emperador leonés Alfonso VII.