Cultura

¿Dónde está el castillo más grande de Europa?

Su recinto amurallado tiene aproximadamente 1.200 metros de forma longitudinal

Vista aérea del castillo de Gormaz
Vista aérea del castillo de GormazSoria ni te la imaginasfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@7bde1876

Son muchos los castillos que inundan el paisaje de nuestro país. España se caracteriza por tener un gran número de fortalezas, en un gran estado de conservación.

El gran protagonismo de España en la historia mundial, provocó que su ejército levantara imponentes castillos que ahora han quedado como parte del vasto patrimonio actual.

Y por ello nuestro país cuenta con el privilegio de contar con la fortaleza más grande de Europa. Además esa infraestructura también cuenta con otro récord, ser la castillo califal más grande del continente, además de ser el castillo del Al-Andalus más temido de la cristiandad.No es otro que la fortaleza que se erige en la localidad soriana de Gormaz.

 

Si hubiera que identificar la fortaleza de Gormaz con un calificativo, imponente sería un apelativo claramente insuficiente. Todo el mundo que la visita asegura que se trata de una “construcción es grandiosa, soberbia, magnífica, colosal y ….. única”.

Gormaz, su entorno, el conjunto patrimonial que congrega y la fortaleza califal que señorea el territorio, constituyen el paisaje histórico medieval más relevante de Castilla. Esta fortaleza es calificada por los historiadores como la mayor construcción defensiva de la Baja Edad Media en Europa.

Probablemente el origen de este asentamiento, que alcanzó un gran poder en el Medievo, tenga relación con la existencia de un vado, un paso natural, sobre el Duero cuando este río fue frontera entre los reinos peninsulares. Desde lo alto del cerro, en la primitiva fortaleza, la vigilancia sobre el vado y el territorio garantizaba el control de la zona. Fue del Califato y de Castilla en alternancia según dominio y conquista.

Fue levantada en la segunda mitad del siglo X por el general Galib sobre un castillo anterior cuando Medinaceli era bastión en Marca Media, frontera entre Al Andalus y Castilla.El Cid fue alcaide del castillo.

El fortín se adapta perfectamente al perfil de la cumbre donde se asienta. Se fabricó en sillería con dos recintos separados por un foso. En el alcázar una torre del homenaje señala la preeminencia de este espacio; le acompañan lagunas torres más en este lugar. El resto de la fortificación de más de 1000 metros de longitud de perímetro y con lienzos de más de 10 metros de altura, era el sitio que ocupaba la tropa y los animales de carga y cabalgadura de la mesnada, almacenaje de aperos y artes de guerra,… además una alberca de planta cuadrada acumulaba y surtía de agua a moradores y huéspedes del castillo. Más de 20 torres refuerzan la defensa de la fortaleza construidas con el mismo aparejo que los paños entre torres, a soga y tizón.

Cuenta la fortaleza con varias puertas entre las que destaca por su estructura y composición la denominada Puerta Califal por el arco de herradura que abre el vano de acceso enmarcado por un alfiz. Tipología de arco frecuentemente usado en el periodo califal cordobés.

Puerta califal del castillo de Gormaz
Puerta califal del castillo de GormazSoria ni te la imaginasfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@7bde1876

En los muros de la fortaleza se reutilizaron estelas funerarias a las que la tradición ha atribuido un carácter mágico. En la ladera del castillo una ermita humilde en su factura exterior alberga uno de los tesoros más especiales del Románico hispano. La ermita de San Miguel tiene en los muros interiores un repertorio pictórico Románico único. Es junto a San Baudelio en Casillas de Berlanga y la ermita de la Vera Cruz de Maderuelo, el triángulo de pintura románica más interesante de la Castilla medieval.

Otras fortalezas imponentes

Aunque el de Gormaz es el más grandes hay otras fortalezas en Europa como es el caso del Castillo de Windsor: Al oeste de Londres se encuentra el castillo habitado más antiguo y grande del mundo. El Castillo de Windsor fue construido por Guillermo el Conquistador en el siglo XI. Hoy en día, la fortaleza ha estado en boca de mucha gente ante el reciente fallecimiento de la reina Isabel II, ya que lo utilizaba como residencia de fin de semana, así como para celebraciones estatales y bodas reales.

Castillo de Windsor, en Berkshire, Inglaterra.
Castillo de Windsor, en Berkshire, Inglaterra.larazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@7bde1876

En cuanto a su estructura, una torre redonda domina el horizonte y está asentada en la parte más antigua del castillo. En La Capilla de San Jorge, se encuentra la Orden de la Liga, una orden de caballeros que se remonta al reinado de Eduardo III, en el año 1348.

Castillo de Praga:Fundado alrededor del año 880 por el príncipe Boivoj de la dinastía Premyslid. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en el interior de sus murallas aglutina palacios y edificios eclesiásticos de varios estilos arquitectónicos, desde restos de edificios románicos del siglo X hasta obras góticas del XIV. Desde la Revolución de Terciopelo, el Castillo de Praga ha sido objeto de importantes y continuas reparaciones y reconstrucciones.

Castillo Neuschwanstein: Se encuentra cerca de Füssen, en Alemania. Destaca por su estética que nos recuerda a un castillo de cuento de hadas; tanto es así, que sirvió de inspiración para el Castillo de Disney. Lo mandó construir Luis II de Baviera, conocido como el “Rey Loco”, que apenas pudo disfrutar de él, ya que fallece antes de que termine su construcción.

Castillo de Neuschwanstein
Castillo de NeuschwansteinLa Razónfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@7bde1876

En España: Alcázar de Segovia:La fortaleza segoviana data de principios del siglo XII, es uno de los castillos medievales más famosos del mundo y uno de los monumentos más visitados de España. Por sus estancias han pasado veintidós reyes, además de algunos de los personajes más destacados de la Historia.

Su imponente perfil se levanta, majestuoso, sobre el valle del Eresma y es símbolo de la Ciudad vieja de Segovia, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en 1985. Palacio y fortaleza de los Reyes de Castilla, su traza refleja el esplendor de la Corte durante el medievo, y sus muros han sido testigos de batallas, intrigas palaciegas, bodas reales y sucesos asombrosos. En su ya milenaria existencia, el Alcázar ha sido castro romano, fortaleza medieval, palacio real, custodio del tesoro real, prisión de estado, Real Colegio de Artilleríay Archivo General Militar.

El Alcázar de Segovia, donde se presentó la nueva campaña de turismo para verano
El Alcázar de Segovia, donde se presentó la nueva campaña de turismo para veranolarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@7bde1876

El castillo segoviano es uno de los ejemplos más notables de fortaleza militar del siglo XII y un caso único en la historia de la arquitectura española y europea, castillo y residencia real, cual su apelativo indica: “alcáçar”, con el que ya se le conoce en 1135, reinando Alfonso VII el emperador.

Castillo de La Mota:La fortaleza se encuentra ubicada en la vallisoletana villa de Medina del Campo. Situado en una elevación del terreno (mota), domina el municipio y toda su extensa comarca. De ella arrancaba un recinto amurallado, ampliado en tres ocasiones, que abrazaba la población, y del cual subsisten algunos restos. Se edificó con el característico ladrillo rojizo propio de la zona, empleándose la piedra únicamente para pequeños detalles, como troneras, escudos, etc. El edificio pertenece al modelo de castillos conocido como Escuela de Valladolid. Fue declarado Bien de Interés Cultural el 8 de noviembre de 1904.

Castillo de los Templarios: Se alza sobre una colina en la confluencia de los ríos Boeza y Sil, en la localidad leonesa de Ponferrada. El castillo templario se emplaza en lo que, probablemente, en origen fue un castro celta, en una posición similar a la de otros de El Bierzo. Posteriormente se cree que fue un emplazamiento romano y visitgodo.

Castillo de los Templarios de Ponferrada
Castillo de los Templarios de PonferradaICALAgencia ICAL

Es de estilo románico. Hacia 1178 el rey Fernando II de León permitió que los templarios establecieran una encomienda en la actual Ponferrada. En 1180 el rey expidió un fuero para la repoblación de la villa que había surgido un siglo antes, documentándose la primera fortificación hacia 1187.

Castillo de Coca: Se trata de una fortificación de la localidad segoviana de Coca; fue construida en el siglo XV y está considerada una de las mejores muestras del gótico-mudejar español.

Propiedad de la Casa de Alba, cedido al ministerio de Agricultura de España desde el año 1954. Una maqueta a escala de este castillo se encuentra en el Parque temático Mudéjar de Olmedo (Valladolid) y otra réplica en Minimundus, Klagenfurt (Austria).

 

Se levanta sobre el meandro del río Voltoya, afluente del Eresma. Construido en el siglo XV sobre una explanada de una zona escarpada, es uno de los mejores exponentes de la arquitectura gótico-mudéjar española, y está declarado Monumento Nacional. Es una de las pocas fortalezas de España que no se asienta sobre un cerro, sino sobre unos escarpes del terreno. Rodea el edificio un ancho y profundo foso.

Castillo de Peñafiel: Está ubicado en el municipio vallisoletano de Peñafiel, que se alza sobre una loma estrecha y larga que le proporciona la característica de tener la forma de un buque. Fue declarado Monumento Nacional el 1 de junio de 1917.

Peñafiel constituyó junto con su castillo un punto fundamental en la línea defensiva del Duero, tanto para cristianos como para musulmanes allá por los siglos IX y X. Desde el cerro, el castillo dominaba los valles de los ríos Duero, Duratón y Botijas, y protegía a la población.

En la actualidad se ha convertido en todo un emblema para el enoturismo de la Ribera del Duero, al encontrarse ubicado en su patio sur el Museo Provincial del Vino, con más de 100.000 visitas al año.

Castillo de Bellver:El castillo de Bellver es una fortificación de estilo gótico situada a unos tres kilómetros de Palma de Mallorca, en Baleatres. Fue construido a principios del siglo XIV por orden del rey Jaime II de Mallorca. Se encuentra sobre un monte de 112 metros sobre el nivel del mar, en una zona rodeada de bosque, desde donde se puede contemplar la ciudad, el puerto, la sierra de Tramuntana y el Llano de Mallorca; de hecho, su nombre viene del catalán antiguo bell veer, que significa «bella vista». Una de sus peculiaridades es que se trata de uno de los pocos castillos de toda Europa de planta circular, siendo el más antiguo de estos. Actualmente en él se encuentra el Museo de Historia de la ciudad de Palma.

 

Castillo de Peñíscola: El Castillo Palacio de Peñíscola (Castellón), también llamado Castillo del Papa Luna, está emplazado en la zona más elevada del peñón que domina la ciudad, alcanzando una altura de 64 m sobre el nivel del mar. Su perímetro es de unos 230 m y tiene una altura media de 20 metros. Los Templarios construyeron esta obra románica sobre restos de la antigua alcazaba árabe entre 1294 y 1307.

Imagen de Peñíscola.
Imagen de Peñíscola.larazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@7bde1876

Castillo de Loarre: Es un castillo románico situado en la localidad española del mismo nombre, perteneciente a la provincia de Huesca, en Aragón. Desde su posición se tiene un control sobre toda la llanura de la Hoya de Huesca y en particular sobre Bolea, principal plaza musulmana de la zona y que controlaba las ricas tierras agrícolas de la llanura. Fue construido en el siglo XI y presenta un buen estado de conservación, lo que hace que sea uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar y civil del románico de España. Fue denominado Monumento Nacional en el año 1906.

El castillo se asienta sobre un promontorio de roca caliza que utiliza como cimientos. Esto suponía una gran ventaja defensiva, ya que así los muros no podían ser minados (técnica habitual en el asedio de fortalezas, que consistía en construir un túnel por debajo del muro para después hundirlo y abrir así una brecha por la que asaltar). Además está rodeado por una muralla con torreones.

 

La fortaleza está en bastante buen estado de conservación y está considerada como la fortaleza románica mejor conservada de Europa. Destacan la pequeña capilla, la cripta de Santa Quiteria, situada a la entrada (con una increíble acústica) y la majestuosa iglesia del castillo (de la que se desconoce el paradero de las pinturas románicas) en la que llama la atención la cúpula (por lo poco habitual que es en el románico).

Castillo de Belmonte: Es una fortaleza que se eleva en el cerro de San Cristóbal, a las afueras de la villa de Belmonte, al suroeste de la provincia de Cuenca. Fue declarado Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 1931. Actualmente, está considerado como Bien de Interés Cultural(BIC).

El castillo de Belmonte es un singular edificio que hace por su estado de conservación, por su especial estructura, y por su aspecto exterior, prácticamente el mismo que tuvo en el momento de su construcción, constituye un valioso tesoro patrimonial. Fue construido en la segunda mitad del siglo XV, por orden de don Juan Pacheco, primer marqués de Villena.

Castillo de Olite: El Palacio de los Reyes de Navarra de Olite, Palacio Real de Olite o Castillo de Olite es una construcción de carácter cortesano y militar erigida durante los siglos XIII y XIV en la localidad de Olite (Navarra). Fue una de las sedes de la Corte del Reino de Navarra a partir del reinado de Carlos III “El Noble”. Cada verano es sede principal del Festival de Teatro Clásico de Olite.

Detalle del Castillo de los Reyes de Olite, en la zona media de Navarra
Detalle del Castillo de los Reyes de Olite, en la zona media de Navarralarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@7bde1876

Fue declarado Monumento Nacional (conjuntamente con la iglesia de Santa María) el 17 de enero de 1925. También está declarado como Bien de Interés Cultural. En su interior existe una morera blanca declarada monumento natural.

Castillo de Manzanares el Real: El castillo nuevo de Manzanares el Real, conocido también como castillo de los Mendoza o, sencillamente, como castillo de Manzanares el Real, es un palacio-fortaleza de origen bajomedieval que se encuentra en el municipio madrileño de Manzanares el Real, al pie de la sierra de Guadarrama y junto al río Manzanares.

Castillo de Manzanares
Castillo de ManzanaresComunidad de Madridfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@7bde1876

Edificado en el siglo XV sobre una iglesia románico-mudejar, que quedó integrada dentro de la estructura, fue concebido como la residencia palaciega de la Casa de Mendoza, uno de los linajes más influyentes de Castilla durante la Baja Edad Media y el Renacimiento. Sustituyó a un castillo anterior, que estaba situado en un enclave cercano, propiedad igualmente de la citada familia.

Está considerado como el precedente del Palacio del Infantado (Guadalajara), obra clave de la arquitectura renacentista española Gracias a sucesivas restauraciones, presenta un excelente estado de conservación. Actualmente alberga un Centro de Interpretación sobre el medievo, además de una colección de tapices, pinturas, armaduras y muebles de los siglos XVI a XIX. Fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931.

Castillo de Peralada: El castillo de Peralada, mencionado ya en el siglo IX con el nombre de castillo Tolón, fue el centro del condado de Perelada

En 1285, durante la invasión francesa del Ampurdán, durante la Cruzada contra Cataluña de Felipe de Atrevido, el castillo fue destruido y la población incendiada. Los restos de este primitivo castillo y de la iglesia parroquial de San Martín están en la parte superior del casco urbano.

A mediados del siglo XIV fue construido un segundo y nuevo recinto de murallas, más amplio, y el nuevo palacio de los Rocabertí levantó extramuros. En 1472, durante la guerra de los Remences, el rey Juan II volvió a invadir y ocupar el castillo y años después, en 1599, el vizconde Francesc Jofre de Rocabertí fue investido conde Perelada por Felipe III de España.

Ha sido objeto de varias reformas y ampliaciones, la fachada oriental es de estilo renacentista y al final del siglo XIX fue nuevamente ampliado, bajo la dirección del arquitecto francés Grant. Lo rodea un gran jardín.

El palacio fue adquirido en 1923 por Damià Mateu, que reunió una notable colección de arte (cristales, cerámica, pintura, libros, manuscritos) y patrocinó la edición de libros eruditos «Biblioteca de Peralada». Hoy, la propiedad sigue en manos de la familia Mateu y es la sede de una bodega de vinos, por lo que no se puede visitar en su totalidad. Sin embargo, en una parte del castillo se encuentra el casino, y los jardines permanecen abiertos en julio y agosto con motivo del Festival Internacional de Música de Peralada.

Castillo de Butrón: El castillo de Butrón es una fortaleza neogótica de origen medieval, declarada Patrimonio Histórico, en el término municipal de Gatica, en la provincia de Vizcaya. Se enclava en el centro de una finca arbolada, en un paraje aislado aunque no muy lejos de Bilbao.

Los orígenes del edificio se remontan a la Edad Media, cuando existía en el lugar la casa-torre del linaje de los Butrón, la cual se fue modificando a lo largo de los siglos y terminó enmascarada bajo la apariencia de una vulgar casa de labriegos. Su aspecto actual responde a una profunda remodelación efectuada en el siglo XIX por el marqués de Cubas.

Castillo de Butrón
Castillo de Butrónlarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@7bde1876

Tomando como base los cimientos y parte de las torres cilíndricas existentes, tras eliminarse los añadidos, el actual castillo fue construido combinando, con gran dosis de fantasía, distintas referencias a edificios antiguos, a la manera de los castillos bávaros del siglo XIX del siglo xix, lejos de los prototipos de casas torre y castillos propios de la región. La torre del homenaje es similar a la del Alcázar de Segovia. La construcción se concibió más como pasatiempo y atracción visual que con el propósito de albergar un uso concreto; de hecho, es muy incómodo como vivienda, ya que las torres no tienen demasiado espacio útil, y algunas estancias se conectan entre sí mediante pasarelas y escaleras al aire libre.