Turismo

Estos son los castillos más bonitos de España para disfrutar en familia

Muchos de ellos han sido escenarios de películas

Castillo de los Templarios de Ponferrada
Castillo de los Templarios de PonferradaICALAgencia ICAL

El patrimonio monumental de España es innumerable. Son muchos los tesoros que están escondidos en todos los rincones de nuestro país. Pero algunos de los más imponentes son los castillos o fortalezas que se alzan en lo alto de los municipios.

La gran mayoría han quedado como reclamo turístico y motor económico de la zona, gracias al alto grado conservación con el que cuentan gracias a la implicación de las administraciones, que han posibilitado que sean un gran atractivo.

Muchas son las fortalezas que inundan los paísajes de España, pero los más bellos para disfrutar durante un fin de semana con actividades para toda la familia son:

Castillo Templario de Ponferrada (León): Su origen, un poco incierto, se sitúa como un castro prerromano; Posiblemente los romanos construyeran algún tipo de fortificación, pero es con la llegada de los templarios como guardianes del paso del río sil en el Camino de Santiago cuando este castillo toma mayor protagonismo, sobre el año 1282.

 

El Castillo de los Templarios se convierte en un espacio cultural que acoge cada año gran diversidad de actividades. Conferencias y charlas, música clásica y jazz, así como diversas actividades mantienen viva la actividad del Castillo.

Espacios: - Torre de Moclín / Nos ofrece una interesante exposición permanente sobre la vida en los castillos.

- Cuarto Viejo / El antiguo Cenador Alto, Mirador y Sala de los Azulejos albergan la Biblioteca Templaria y el Centro de Estudios Históricos.

- Palacio Nuevo / Patio utilizado durante la celebración de la Noche Templaria para la imposición de nuevos caballeros templarios.

- Palacio Nuevo / La bodega y antigua capilla templaria se abren para actos y conciertos programados.

- Palacio Nuevo / Antigua Sala de Armas, de acceso restringido, como sala de congresos.

- Palacio Nuevo / El espacio de la Sala Rica alberga la zona de cafetería y tienda.

- Palacio Nuevo / Nueva construcción en forma de “L” que acoge las dos salas de exposición permanente Templum Libri.

Castillo de la Mota de Medina del Campo (Valladolid): Se encuentra situado en una elevación del terreno —mota—, que domina la villa y toda su extensa comarca. Se edificó con el característico ladrillo rojizo propio de la zona, empleándose la piedra únicamente para pequeños detalles, como troneras, escudos, etc. Fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) el 8 de noviembre de 1904.

Castillo de la Mota, Medina del Campo
Castillo de la Mota, Medina del CampoMIGUEL ANGEL MUNOZROMEROMiguel Ángel Muñoz

Hoy en día la fortaleza es propiedad de la Junta de Castilla y León, y en ella se compaginan dos usos diferentes: la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León utiliza las instalaciones interiores para realizar cursos, conferencias y otras actividades culturales de diversa índole; mientras que la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Medina del Campo desarrolla el uso turístico de la fortaleza.

Castillo de Peñafiel (Valladolid):El Castillo de la localidad vallisoletana de Peñafiel comenzó a levantarse en el siglo X, aunque su aspecto actual es producto de las importantes intervenciones que tuvieron lugar durante los siglos XIV y XV. Esta fortaleza medieval fue declarada Monumento Nacional en 1917 y en la actualidad se ha convertido en todo un emblema para el enoturismo de la Ribera del Duero, al encontrarse ubicado en su patio sur el Museo Provincial del Vino.

Castillo de Peñafiel
Castillo de PeñafielMaica Rivera

Una visita al Museo Provincial del Vino es un recorrido por la historia y la cultura del vino que acerca al turista las técnicas de producción y elaboración de alguno de los caldos más afamados del mundo. En la sala de catas es posible realizar una degustación guiada de diversos vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero, así como asistir a cursos y catas profesionales.

Alcázar de Segovia:Su imagen ha dado la vuelta al mundo: un singular castillo con apariencia de palacio de cuento de hadas, que aglutina gustos arquitectónicos de distintos monarcas y relata historias palaciegas a todos aquellos que se acercan a conocerlo.

Austero, como lo eran los reyes castellanos, elevado sobre la roca en la confluencia de los valles del Eresma y el Clamores, parece guardar la ciudad. Su bella Torre del Homenaje, a menudo comparada con la proa de un barco navegando entre los ríos, es de una belleza impresionante. Los turistas comprueban admirados que la fortaleza forma una parte viva de esta ciudad castellana, elegida como lugar de residencia por muchos de los monarcas de la dinastía Trastámara.

Alcázar de Segovia.
Alcázar de Segovia.Gavillapixabay

Su gestión es un ejemplo único en materia de difusión y conservación del patrimonio histórico y artístico, con la ventaja de que las visitas generan los ingresos suficientes como para garantizar el mantenimiento, la seguridad y la salvaguarda de un legado histórico que impresiona.

Castillo de Coca (Segovia): El castillo de Coca es considerado como una de las más hermosas muestras del arte gótico-mudéjar español. Su construcción asombra y enamora a quienes lo ven por primera vez, pues expresa en cada una de sus formas realizadas con el ladrillo, un conjunto arquitectónico original e imaginativo como pocos.

 

Destaca la belleza singular de sus salas, en las cuales se ven representados hermosos motivos geométricos mudéjares realizados con estucos y pinturas, aportándonos así mismo un legado único e irrepetible. Otra particularidad radica en no haber sido construido sobre un cerro como suele suceder con fortalezas de este tipo, su sistema defensivo aprovecha los escarpes del terreno, el cual sirve de asiento a este castillo, que se alza sobre un ancho y profundo foso. Una romántica historia de amor fue protagonizada por el marqués de Cenete, hijo del gran cardenal Mendoza, éste terminó escaldado por las brasas lanzadas desde las almenas, cuando pretendía a una dama de los Fonseca.

Castillo de Belmonte (Cuenca): Se trata de una fortaleza que se eleva en el cerro de San Cristóbal, a las afueras de la villa de Belmonte, al suroeste de la Provincia de Cuenca (España). Fue declarado Monumento histórico-artístico perteneciente al Tesoro Artístico Nacional mediante decreto de 3 de junio de 1931. Actualmente, está considerado como Bien de Interés Cultural (BIC).

Desde el los primeros años del siglo XXI se ha ido dotado al castillo con diversos contenidos culturales y didácticos que recrean la historia del castillo y de sus moradores. Las salas visitables del museo fueron resultado de las restauraciones llevadas a cabo en la segunda mitad del siglo xix por la propietaria del castillo en esa época, Eugenia de Montijo, emperatriz de Francia por su matrimonio con Napoleón III y descendiente del marqués de Villena. Durante el recorrido de esas salas se explica la vida de esta noble española que llegó a ser regente del imperio francés en tres ocasiones y que ordenó la restauración del castillo de Belmonte a mediados del siglo XIX.

 

El museo permite la visita al adarve, entre almenas y torreones. Desde el torreón norte se puede disfrutar de la vista del pueblo de Belmonte, desde donde se especifica en un panel los principales monumentos que se vislumbran desde la altura del castillo: la Colegiata de San Bartolomé que ordenara construir el marqués de Villena, el antiguo alcázar del Infante Don Juan Manuel actualmente reconstruido como la primera venta de Don Quijote en La Mancha, el hospital de San Andrés, el convento de las madres Concepcionistas, la Plaza del Pilar, el convento de los Trinitarios y la muralla que desde el castillo protector abraza el casco antiguo de Belmonte. Es visitable igualmente la torre del homenaje, así como el patio de armas y la mazmorra.

Castillo de Olite (Navarra):Visitar el castillo de Olite es adentrarse en uno de los enclaves más representativos de la Zona Media de Navarra. De hecho, el conjunto ocupa un tercio de la superficie del casco medieval del municipio. El palacio es una pieza indispensable en la vida de Olite. Es la sede, por ejemplo, del Festival de Teatro que se celebra cada verano y una postal ineludible de sus fiestas medievales.

Detalle del Castillo de los Reyes de Olite, en la zona media de Navarra
Detalle del Castillo de los Reyes de Olite, en la zona media de Navarralarazon

Se trata de uno de los edificios que constituyen el conjunto monumental: el Palacio Nuevo. Ésta es sin duda la parte más extensa y emblemática. Los reyes de Navarra la construyeron una vez se les quedó pequeño el Palacio Viejo, hoy convertido en parador nacional de turismo.