Barcelona cede equipamientos y parques para que las escuelas hagan clase o recreo

Pone a disposición de los centros un listado de interiores y exteriores para uso escolar con el fin de empezar el curso con garantías ante el coronavirus

Barcelona ofrece 74 equipamientos y 159 exteriores a centros educativos para uso escolar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una rueda de prena sobre la reapertura de las escuelas. AJUNTAMENT DE BARCELONA

Clases en el CCCB o recreo en el Parc Güell. Barcelona prepara el inicio del curso escolar en plena «operación septiembre» y a tres semanas de que los menores vuelvan a las aulas en un inicio de curso marcado por el coronavirus. Para ello, el Ayuntamiento ha decidido poner a disposición de los colegios que lo necesiten un listado de 74 equipamientos municipales, museos y 159 exteriores para uso escolar. «Tendrán prioridad las escuelas», ha subrayado la alcaldesa Ada Colau. Una medida que busca adelantarse a los contratiempos que puedan llegar por la crisis sanitaria, la reducción del número de alumnos por aula en las escuelas y los problemas que ello conlleve.

La lista de emplazamientos, que se ha hecho a través del Consorcio de Educación de Barcelona, permite que todos los centros que lo necesiten y lo soliciten dispongan de espacios adicionales para poder hacer clase y las horas de recreo con las condiciones y medidas de seguridad necesarias por la Covid-19. En total, el Consistorio ofrecerá 230 espacios para los 550 centros públicos y concertados de la ciudad.

Entre el listado figuran lugares tan emblemáticos de la capital catalana como el recinto Modernista del Hospital de Sant Pau, el Macba, el CCCB, el Park Güell o la Ciutadella. También hay blicliotecas y salas de titularidad municipal más adaptadas para hacer actividades lectivas.

Ahora se abre un periodo de dos semanas para que los centros que lo necesiten presenten sus propuestas y detallen qué actividades necesitan llevar a cabo y el tipo de emplazamiento que necesitan. «Nosotros ponemos a disposición los espacios para que los centros hagan el uso que necesiten», ha resumido el teniente de alcalde de Cultura, Educación y Ciencia, Joan Subirats, quien compareció en rueda de prensa junto a la alcaldesa Ada Colau. Luego, una oficina de coordinación analizará las peticiones y asignará los espacios correspondientes a los centros.

Entre otras medidas paralelas a las anunciadas por la Generalitat destaca una bolsa de «tablets» digitales que está preparando el Consorcio de Educación de Barcelona para que, en caso de cuarentena o confinamiento, los niños en situación vulnerable se las puedan llevar a casa para seguir la actividad lectiva.

También se garantizará la presencia del servicio de limpieza en los centros durante el horario lectivo y se reforzará el equipo de educadores de apoyo en las guarderías con el objetivo de lograr que los grupos de niños no se mezclen entre ellos.