La Generalitat critica a Pedro Sánchez por no regularizar a más inmigrantes ilegales

El conseller asegura que se permite que “la ultraderecha y el racismo ganen el debate”

El conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Chakir el Homrani, ha afirmado de que por parte del "Gobierno no se ha hecho nada” en el ámbito de la regularización de personas inmigrantes.

Lo ha dicho en respuesta a la interpelación al Govern sobre la regularización de personas inmigrantes formulada por diputado de ERC Ruben Wagensberg, que le ha preguntado al conseller qué prevé hacer la Generalitat en ese sentido y si tiene abierta alguna línea de diálogo con el Gobierno para erradicar esta problemática.

Aunque el Homrani ha asegurado que, en principio, comparte “la mirada” con el Gobierno y apoya la inserción laboral y dar papeles a los inmigrantes irregulares, ha criticado que desde el Ejecutivo no se han aprovechado oportunidades para impulsar medidas en ese sentido.

Según el conseller, se está dejando que la ultraderecha, el fascismo, el racismo y la xenofobia ganen parte del debate y del relato público en el Estado español, y la ultraderecha “aprovecha la desigualdad para azuzar la discriminación”.

Por su parte, Wagensberg ha pedido flexibilizar los trámites para facilitar que inmigrantes obtengan permisos de trabajo, además de impulsar medidas en clave de cuidados para las personas en situación vulnerable y otras iniciativas para revertir las “denegaciones masivas” de jóvenes tutelados.

También ha criticado las devoluciones “en caliente” de inmigrantes a sus países de origen, y ha advertido de que 14% de los inmigrantes en tránsito han muerto intentando llegar a España, además de que actualmente hay 600.000 personas inmigrantes sin regularizar en el territorio español.

Ha alertado de que revertir la situación administrativa irregularizada es “una cuestión de derechos humanos y de dignidad” que se ha agravado a raíz de la crisis sanitaria y social derivada del coronavirus.

Antes de su intervención, Wagensberg ha lamentado el incendio que el miércoles quemó el 80% del campo de refugiados de Moria, en la Isla de Lesbos (Grecia), algo que para el republicano interpela directamente al conjunto de los países de la UE.