Aragonès quita la bandera de España de la Generalitat tras reunirse con Sánchez

El president presume que la reunión de la mesa de diálogo abre una “nueva fase” en las “relaciones de Cataluña” con el resto del país

Al retirar la bandera de España, que estaba junto a la catalana cuando ha comparecido Sánchez, se ha quedado solo la “senyera” detrás de Aragonès.
Al retirar la bandera de España, que estaba junto a la catalana cuando ha comparecido Sánchez, se ha quedado solo la “senyera” detrás de Aragonès.AgenciasLa Razón

La guerra de los símbolos en una reunión entre el presidente del Gobierno y el presidente de la Generalitat se ha convertido en una constante desde que arrancó el “procés”. Y hoy se ha vuelto a demostrar después de que Pere Aragonès haya retirado la bandera de España cuando ha salido a comparecer ante los medios de comunicación tras haber reunido con Pedro Sánchez.

Al retirar la bandera de España, que estaba junto a la catalana cuando ha comparecido Sánchez, se ha quedado solo la “senyera” detrás de Aragonès. Ya en la entrada del Palau de la Generalitat, en el balcón que hay encima de las puertas, Sánchez ha tenido que desfilar bajo la pancarta de Quim Torra, donde pone “libertad de expresión y de opinión”. Este cartel acabó desencadenando la inhabilitación de Torra porque se negó a quitarla durante los periodos electorales cuando se lo había pedido la Junta Electoral Central.

En su comparecencia, el president ha presumido de que el “reinicio” de la mesa de negociación ha abierto una nueva etapa “en las relaciones entre Cataluña y España”. No obstante, el encuentro se ha saldado sin resultados concretos y ha pedido que ahora se vayan dando avances. Aragonès ha planteado la amnistía y la autodeterminación a Sánchez y ha rechazado la propuesta del Gobierno de que y el planteamiento de que “todo lo que afecta a España lo deciden todos los españoles”. En cualquier caso, ha mostrado total “firmeza” para seguir por la senda del diálogo y ha evitado valorar el papel de JxCat, que, de momento, está excluido.

Y, ¿cómo seguirá a partir de ahora la negociación? Según Aragonès, se establecerán encuentros periódicos para seguir avanzando y, algunos de ellos serán secretos. Otros, serán públicos. “Las reuniones serán discretas. Ahora comienza el trabajo discreto, habrá reuniones publicas”, ha afirmado, tras decir que se necesita “mucho trabajo previo” con la “construcción de confianzas”. “Requiere tiempo y perseverancia que empiecen a haber avances”, ha reconocido.

Presupuestos

Este proceso de negociación es “diferenciado” de los negociaciones. “Todo ayuda, evidentemente. Aunque las materias son diferentes y las propias dinámicas, porque aquí somos dos partidos en un Govern”, ha señalado. Las cuentas está previsto que inicien su tramitación a finales de septiembre o principios de octubre.