Los Mossos: “Nuestra situación es insostenible y peligra la seguridad”

La policía autonómica y las locales piden una reunión con Elena y Aragonès para abordar la escasez de la plantilla y el trabajo extra acumulado

Un mossos antidisturbios empuja un contenedor durante una manifestación por el referéndum del 1-O en Cataluña, a 1 de octubre de 2021.Lorena Sopêna / Europa Press
Un mossos antidisturbios empuja un contenedor durante una manifestación por el referéndum del 1-O en Cataluña, a 1 de octubre de 2021.Lorena Sopêna / Europa Press FOTO: Lorena Sopêna Europa Press

Las principales organizaciones sindicales del cuerpo de Mossos d’Esquadra, SAP-FEPOL, USPAC-USCOP, SPC, SME, CAT-ME, Seimei-FEPOL, SICME, AFITCME y SEI, conjuntamente con las organizaciones sindicales de las Guardias Urbanas y Policías Locales SICPOL, SFP-FEPOL, SAPPL y SAPOL, así como también la asociación profesional APME se reunieron ayer, para valorar de manera conjunta la actual situación que afecta directamente al servicio de seguridad pública.

Tras la reunión mantenida, anunciaron fuentes del USPAC, “todas las organizaciones coincidimos que ya hace demasiado tiempo, que los cuerpos policiales en Cataluña hemos llegado al límite y por tanto, es necesario revertir una situación del todo insostenible”.

Con esta situación, el conjunto de todos los sindicatos policiales anuncia que este jueves “mantendremos una reunión con los grupos parlamentarios de ERC y Junts, a quien trasladaremos, cuál es el estado de ánimo de las personas que forman parte de la Policía de Cataluña”.

Los firmantes quieren reunirse esta misma semana con el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, para abordar la situación. Dos de los principales problemas son las más de 80.000 horas extra acumuladas, que repercute en el malestar de la plantilla, y la escasez de la plantilla, que no alcanza los 18.000 efectivos.

“Los firmantes hemos trasladado al conseller de Interior la necesidad de mantener una reunión de urgencia esta misma semana, para abordar la actual situación de crisis y encontrar una salida consensuada, en beneficio del servicio de seguridad pública de Cataluña”, sostienen. También piden una reunión con el president de la Generalitat, Pere Aragonès, para abordar la misma temática.

Asimismo, anuncian que “convocamos a todos los colectivos profesionales, así como también en el resto de la ciudadanía de Cataluña, en la manifestación que se convocará para el próximo 23 de octubre a las 18:30 horas, con recorrido desde el Parlament de Cataluña hasta la plaza Sant Jaume de la localidad de Barcelona”.

Añaden que “Mossos, Guardias Urbanas, Policías Locales y Vigilantes Municipales consideramos imprescindible unir esfuerzos y reclamar la necesidad de poder ofrecer un servicio público de calidad, en consonancia con la normal convivencia ciudadana en el espacio público. No obstante y por la gravedad de la situación, consideramos que no somos sólo los cuerpos policiales quienes hay que movilizarse. La sociedad civil (huyendo de la instrumentalización política abastecimiento denunciada) debe sentirse interpelada, ya que también se ve afectada por la situación actual y sufre en primera persona, sus nefastas consecuencias. Por tanto, las policías de Cataluña decimos basta! Por respeto, por dignidad y por la importancia de un servicio público de calidad no podemos permitir que se siga despreciando la Seguridad Pública, así como tampoco a las personas que lo desarrollan”.

Elena, en una reciente condena al botellón ocurrido en Llinars del Vallès, alertó de que los agentes del cuerpo acumulan 80.000 horas extras este verano y “esto no puede estirarse más”.

En una entrevista de Catalunya Ràdio, señaló que estas 80.000 horas extras suponen que “los agentes de orden publico han hecho de media entre un 40 y un 50% más de su jornada laboral” desde el 15 de julio.

Por eso, reclamó aumentar la cantidad de agentes en el cuerpo hasta 22.000 policías --ahora hay 18.000-- e incorporar la jubilación anticipada.