ERC presiona al PSC y se abre al Cuarto Cinturón para pactar los Presupuestos catalanes

La negociación para los Presupuestos se traslada al pleno del Parlament

Aragonès se reúne con el Consejo del Diálogo Social
Aragonès se reúne con el Consejo del Diálogo Social FOTO: David Zorrakino Europa Press

Esquerra se abre por primera vez a contemplar la obra del Cuarto Cinturón de Barcelona en el tramo entre Sabadell y Terrassa para lograr un acuerdo con el PSC y pactar cuanto antes los Presupuestos. Una maniobra de presión ante la cuesta de enero de Pere Aragonès, con el calendario cada vez más comprimido en el Parlament y tras dos meses largos de negociaciones.

Según el Govern, la B-40 o Cuarto Cinturón es el último gran escollo que queda por solventar con los socialistas, una lista a la que el partido de Salvador Illa añade algún que otro requisito más como un plan para revertir las listas de espera en la sanidad pública. Sea como fuere, lo cierto es que la negociación se traslada ahora a la Cámara a raíz de una moción presentada por el PSC a favor de la obra. Ayer a última hora, ERC presentó enmiendas para facilitar un acuerdo sobre esta infraestructura: los republicanos plantean estudiar «todas las propuestas de mejora vial posibles», incluyendo el Cuarto Cinturón en Terrassa, Sabadell, Castellar del Vallès (Barcelona) y la C-58.

El texto propone estudiar en el primer semestre de 2023 junto al Ministerio de Transportes un convenio de acuerdo y financiación que garantice la redacción del proyecto de mejora de la circulación en el Vallès Occidental «que el Govern acuerde con los ayuntamientos implicados», teniendo en cuenta el plan específico de movilidad del Vallès. En la moción original, que se votará el jueves, el PSC insta a «hacer efectivo» en el primer trimestre de 2023 el convenio por el que el Gobierno financiaría la Ronda Nord entre Terrassa, Sabadell y Castellar del Vallès (Barcelona), y la Generalitat se encargaría de su ejecución. Por tanto, entre la opción de ERC y la del PSC se abre un camino para que ambos partidos negocien y traten de llegar a una solución salomónica que acercaría de forma notable el pacto para los Presupuestos.

Los republicanos proponen encargar, «una vez se aprueben los presupuestos» de la Generalitat, «los estudios informativos de factibilidad para la llegada de la línea S2 a Castellar del Vallès de Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya, así como el desdoblamiento de la R6 hasta Igualada y la R5 hasta Manresa».

Las enmiendas de ERC a la moción sobre infraestructuras del PSC también abordan otra de las condiciones de los socialistas para dar apoyo a los Presupuestos: la ampliación del aeropuerto de El Prat. En concreto, proponen «acordar durante el primer semestre de 2023» con el Gobierno «una comisión técnica que permita acordar el nuevo modelo aeroportuario que necesita Cataluña y que permita su modernización y mejoras en su capacidad» para convertirse en un «hub intercontinental» con respeto a la biodiversidad, la convivencia con los vecinos y las directivas ambientales europeas, sin añadir más concreciones.

El Govern escenificó ayer su pulso por los Presupuestos y convocó una cumbre «exprés» en la Generalitat con la patronal y los sindicatos con la vista puesta de nuevo en el PSC. Al encuentro estuvieron los presidentes de las patronales Foment del Treball y Pimec, Josep Sánchez Llibre y Antoni Cañete, respectivamente, y los secretarios generales de CCOO y UGT en Cataluña, Javier Pacheco y Camil Ros. Todos exigieron «responsabilidad» al Ejecutivo de Pere Aragonès y a los socialistas, y urgieron a tener listo un acuerdo cuanto antes.