Justicia ahorrará 500.000 euros en la factura eléctrica

Presentan el plan de eficiencia energética de la sedes judiciales dotado con 8,6 millones

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, acompañada por el vicepresidente segundo y conseller de Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez, ha presentado el Plan de eficiencia energética en sedes judiciales de la Comunitat Valencia con el que se pretende ahorrar hasta medio millón de euros de la factura eléctrica que actualmente se paga. La medida afectará a los 60 edificios judiciales que hay en la Comunitat Valenciana, aunque en una primera fase se aplicará en catorce sedes con un desembolso de 8,6 millones de euros. La sedes que serán “pintadas de verde” en esta primera fase son las de Vinaroz, Castellón, Segorbe, Massamagrell, Paterna, Picassent, Valencia, Catarroja , Sueca, Dénia, Alcoi, Benidorm, Elda y Alicante. Las medidas principales serán las sustitución de las ventanas por otras bioclimáticas, el cambio de las luminarias actuales por led, la sustitución de los sistemas de refrigeración y la instalación de paneles solares, entre otras.

El objetivo, según ha explicado la consellera es que “antes de finalizar 2027 todos los edificios cumplan el objetivo de energía renovable”. Posteriormente un técnico ha matizado que los edificios no van a autoabastecerse porque hoy por hoy no es posible tecnológicamente, pero sí que se persigue que dichos inmuebles generen parte de la energía que consumen. Así, la Ciudad de la Justicia de Valencia producirá alrededor del quince por ciento de la energía que gasta.

Bravo ha querido explicar la magnitud de la medida y ha dicho que la energía que se dejará de gastar en la Ciudad de la Justicia de Valencia, y en consecuencia, el CO2 que se dejará de lanzar a la atmósfera, equivaldría a plantar 786 árboles adultos, o a eliminar las emisiones de 40.000 coches. Todo ello, tendrá también una repercusión económica: la factura de la luz de las sedes judiciales valencianas se reducirá en 500.000 euros anuales.

El Plan supondrá un desembolso de más de 8,6 millones de euros, de los que 6,5 se corresponden con un préstamo europeo, y alrededor de tres millones provienen de los Fondos Feder. Además, la Conselleria de Justicia ya está embarcada en un nuevo proyecto europeo para dar continuidad a esta transformación ecológica.

Por su parte, el vicepresidente Dalmau ha incidido en que “estas cosas demuestran que la declaración de emergencia no se ha quedado en papel mojado”. Ha explicado que “es un compromiso descarbonizar los edificios” y ha recordado que en 2050, Europa debe ser un continente energéticamente neutro.