Un nuevo servicio de teleasistencia avanzada atenderá a 50.000 dependientes

Pretende que las personas mayores o en situación de vulnerabilidad estén el “mayor tiempo posible” en su medio habitual de vida

Imagen de una de las operadoras trabajando con una de las usuarias del Servicio de Teleasistencia.
Imagen de una de las operadoras trabajando con una de las usuarias del Servicio de Teleasistencia. FOTO: Clece Clece

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ultima un nuevo modelo de teleasistencia domiciliaria avanzada basado en los principios de protección, seguridad y compañía, que atenderá al menos a 50.000 personas en situación de dependencia en sus domicilios de la Comunitat Valenciana.

Así lo ha anunciado este lunes la vicepresidenta y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, tras participar en la inauguración en València de las jornadas estatales “Servicios tecnológicos digitales” de Cruz Roja, y ha asegurado que la telasistencia avanzada favorecerá “una atención integral”, con la ayuda de los equipos de los servicios sociales de atención primaria, informa la Generalitat.

Oltra ha incidido en la importancia de que los avances en la mejora de la atención a las personas en situación de dependencia y otros colectivos vulnerables “deben venir respaldados y acompañados económicamente por los fondos del ambicioso Plan de Reconstrucción, Transformación y Resiliencia, la hoja de ruta para la modernización y recuperación de la economía y la creación de empleo”.

Este Plan de Reconstrucción, ha asegurado, incluye específicamente un plan de apoyos y cuidados de larga duración y, en concreto, prevé “la incorporación de nuevas tecnologías al servicio de los cuidados”, con equipamientos domiciliarios que favorezcan la promoción de la autonomía personal, así como medios tecnológicos que permita la prestación de apoyos y cuidados en viviendas conectadas y entornos de cuidados inclusivos, “también en el medio rural”.

Con la implantación del servicio de teleasistencia avanzada se prevé la creación de cien puestos de trabajo “estables, no deslocalizables y bien remunerados” ha indicado Oltra, quien ha señalado que para su desarrollo contará con la participación de 452 entidades locales de toda la Comunitat Valenciana.

Como novedad, también se incluirán prestaciones y tecnología avanzada como la teleasistencia móvil, los dispositivos periféricos y otros programas.

El objetivo es posibilitar que las personas que no necesitan una atención permanente y presencial de otras “tengan la total seguridad” de que, ante una crisis por enfermedad, emergencia sanitaria, caídas o soledad no deseada, “podrán contactar con un centro de atención que facilite el contacto con su entorno sociofamiliar y asegure una intervención inmediata”.

Este nuevo modelo de teleasistencia contribuye a lograr que las personas mayores o en situación de vulnerabilidad estén el “mayor tiempo posible” en su medio habitual de vida, de manera que “se evitan los grandes costes personales, sociales y económicos que el desarraigo del medio conlleva”, además de asegurar la intervención inmediata en crisis personales, sociales o sanitarias, ha explicado.

El nuevo servicio de teleasistencia avanzada también permitirá incluir programas de atención psicosocial, de promoción del envejecimiento activo y saludable o programas de prevención y detección de deterioro cognitivo, entre otros, y protocolos especiales de atención a las personas en situaciones de luto, de prevención del maltrato, de prevención de suicidios, o de atención urgente en situación de contingencia y grandes catástrofes.

La vicepresidenta también ha destacado la importancia del modelo valenciano de teleasistencia “en la lucha contra la despoblación de las comarcas del interior y las zonas rurales”, ya que favorece la permanencia de las personas en situación de dependencia en su entorno social y vital, así como el de las personas que hacen las tareas de curas profesionales que necesitan.

Oltra ha concluido su intervención agradeciendo a Cruz Roja la organización de estas jornadas “para compartir conocimiento y poner en valor los numerosos avances y mejoras en innovación tecnológica en unos servicios de asistencia a distancia a las personas y colectivos más vulnerables”.