Carolina Gracia (PSPV), alcaldesa de Orihuela tras pactar con Cs una moción de censura contra el PP

El PP ha mostrado su enfado tras gobernar durante 7 años, tres de ellos en bipartito con Ciudadanos. “No he cedido a sus chantajes”

Carolina Gracia, del PSPV, nueva alcaldesa de Orihuela
Carolina Gracia, del PSPV, nueva alcaldesa de Orihuela FOTO: PSPV-PSOE La Razón

La socialista Carolina Gracia se ha convertido hoy en la nueva alcaldesa de Orihuela al prosperar la moción de censura presentada con Ciudadanos (Cs) y contar con el apoyo de la formación de izquierdas Cambiemos, y sustituye en el cargo al popular Emilio Bascuñana.

La moción de censura, la décima que se registra en la Comunitat Valenciana desde las últimas elecciones municipales, se ha celebrado a partir del mediodía en un abarrotado auditorio de la ciudad (por obras en el edificio consistorial), con numerosa presencia de la policía local y sin incidentes.

Desde las 13.10 horas por votación a viva voz, Gracia es la nueva alcaldesa gracias al apoyo de los seis concejales del PSPV-PSOE, los cinco de Cs y los tres de Cambiemos Orihuela, que suman la mayoría absoluta con 14 de las 25 actas de la corporación.

El PP ha gobernado los últimos 7 años, los tres últimos en un bipartito con Cs, y a partir de hoy encabeza la oposición con nueve ediles y también estará Vox, con dos.

La nueva alcaldesa socialista, Carolina Gracia, ha tomado la vara de mando y gobernará un bipartito con Cs con el apoyo de Cambiemos Orihuela, que pese a respaldar el cambio en la alcaldía ha preferido no entrar en el gobierno local por discrepancias con la formación naranja.

En un breve discurso para defender la moción de censura, Gracia ha acusado al alcalde saliente del PP de estar “agotado” y de “falta de iniciativa y nula capacidad de planificación y organización”, y ha puesto como ejemplo que la “la ciudad está sin presupuesto desde 2018, con un Plan General de Ordenación Urbana de 40 años y las inversiones paralizadas”.

La socialista ha recordado que la moción es una decisión “legítima y democrática” respaldada por los representantes de los votos de los vecinos y ha prometido, desde hoy, apartar “los problemas internos para centrarnos en ciudadanos” mediante el diálogo con los colectivos vecinales y sociales y el resto de administraciones, con las que ha añadido que colaborará “hombro con hombro” y con lealtad.

El enfado del PP

El alcalde saliente del PP ha expresado su enfado con los cinco concejales de Cs, que hasta ahora le apoyaban y a partir de hoy lo hacen al PSPV-PSOE, y ha asegurado que el motivo del cambio de su ya exsocio es que él no ha cedido a sus “chantajes e irregularidades”.

Ha temido que la alcaldesa Gracia sí les permita pasar “las líneas rojas” que el PP, con una gestión “transparente, limpia y honrada”, no les ha dejado pero ha dicho que se va con la cabeza alta y “sin rencores”, por lo que deja su mano tendida.

El portavoz de Cs, José Aix, ha defendido el cambio de socio de gobierno por “resposabilidad, urgencia y necesidad” para, entre otros objetivos, la “reactivación económica” del municipio, y ha recordado al alcalde saliente popular que su partido no le eligió aunque entraran en el equipo de gobierno local.

La portavoz de Cambiemos Orihuela, María García Sandoval, ha acusado a Bascuñana de no haber estado a la altura del cargo y de estar investigado por malversación, mientras que Vox ha acusado a Cs de haberse gastado un millón de euros anuales del presupuesto municipal en asesores y de estar en el consistorio para “servirse y aprovecharse”.

Entre los cargos que han arropado a la alcaldesa entrante ha estado el secretario de Organización del PSPV-PSOE, José Muñoz, el responsable de Relaciones Institucionales del partido y presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), Rubén Alfaro, y el portavoz en la Diputación, Toni Francés, entre otros, y por el PP han acudido el presidente provincial, Toni Pérez, y el vicesecretario de Organización del PPCV, Juan Francisco Pérez Llorca.