¿Quién tuvo la culpa del accidente de tren en Caudiel?

Renfe señala a los cuerpos y fuerzas de seguridad como responsables de cortar la circulación, y Emergencias apunta a la maquinista

Las causas del accidente ocurrido en un tren en la estación de Caudiel el pasado martes por la tarde, cuando decenas de personas entraron en pánico al verse rodeadas por las llamas, siguen siendo una incógnita. Mientras que desde Renfe insisten en que nadie les avisó de que debían cortar la circulación debido a la gravedad del incendio, el secretario autonómica de Seguridad y Emergencia, José María Ángel, vertía esta mañana a responsabilidad sobre la maquinista del tren: «más allá de tecnicismos y de la información que en algún momento no llegó y que uno tenga, si veo llamas, si hay un centro de emergencia de Adif, creo que hay alguna capacidad de tomar una solución y una respuesta».

Ángel, sin entrar a valorar ninguna decisión, hizo hincapié en que la «virulencia» del fuego era tal en esa jornada en el área de influencia del incendio, que obligó a adoptar medidas de evacuación de municipios en pocos minutos.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, siempre comedido y conciliador, recordaba esta mañana que las acciones de los profesionales de los organismos públicos, tanto de Renfe como de Emergencias, vienen siempre marcadas por la profesionalidad y la «buena fe».

No obstante, dice, está a la espera de «un informe riguroso y lo más delimitado posible» por parte de la dirección del dispositivo del incendio forestal de Bejís (Castellón) para saber lo sucedido, y «por qué en cada momento se adoptaron decisiones».

Por su parte, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido esta mañana explicaciones a Renfe, Adif y a la Comunitat Valenciana acerca de por qué un tren de media distancia se aproximó el pasado martes al incendio forestal de Bejís (Castellón), en lo que fue a su juicio «un fallo grave».

«Es evidente que ha habido un fallo, y un fallo grave, que ha puesto en peligro vidas humanas», ha afirmado Feijóo desde la localidad de Porto do Son, en A Coruña, donde se ha preguntado por qué no se avisó a la maquinista ni se cortó la vía férrea.