Infraestructuras

Valencianos en el Ministerio de Transportes ante el reto de mejorar las inversiones

Ángel Contreras, de Torrent, ha sido designado presidente de Adif, y Roser Obrer (Valencia) directora general de Carreteras

El túnel pasante permitirá eliminar la playa de vías de Valencia
El túnel pasante permitirá eliminar la playa de vías de Valencialarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1d2f781d

La semana pasada fue un día de celebración en el PSPV. El ex presidente de la Generalitat, Ximo Puig, lograba situar en dos secretarias de Estado en el Gobierno. El ex conseller de Hacienda, Arcadi España, es secretario de Estado de Política Territorial y la ex consellera de Infraestructuras, Rebeca Torró, de Industra. Estos dos han sido los nombres más comentados, pero en un escalón inferior, menos mediático, hay tres valencianos que va a tener importante poder de decisión en el Ministerio de Transportes, un departamento clave en esas inversiones que de manera continua demandan alunísono empresarios y gobiernos autonómicos. 

Ángel Contreras, será presidente de Adif, y por tanto, una persona clave en las decisiones que se tomen en los próximos retos que tiene en materia ferroviaria en la Comunitat Valenciana, que no son pocos. Entre ellos, imprimir la máxima velocidad posible al Corredor Mediterráneo.

Nacido en Torrent, es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), y lleva más de 30 años especializado en el transporte ferroviario.

Según los datos del último cheque semestral realizado por la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), el 85 por ciento de la infraestructura está en proyecto y el 100 por cien tiene los estudios previos. No obstante, los expertos llamaron la atención sobre dos obras claves para garantizar la operatividad de este eje. Se trata de la tramitación del túnel pasante de Valencia para el AVE y las Cercanías y la doble plataforma a Castellón, sobre los que incidieron en que va «excesivamente lenta».

El siguiente nombre valenciano en el organigrama del Ministerio de Transportes que dirige el ex alcalde de Valladolid, Óscar Puente, es el de Roser Obrer. Es doctora ingeniera de Caminos, Canales y Puertos por la Universitat Politécnica de Valencia y se pone al frente de la dirección general de Transporte por Carretera.

En su penúltima etapa profesional, de 2019 a 2023, ocupó el cargo de directora general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad Sostenible en la Generalitat Valenciana, por lo que ha trabajado tanto con España como con Torró como conselleres, pues esta última sustituyó al primero cuando pasó de la cartera de Obras Públicas a Hacienda.

En la actualidad se había incorporado a la Oficina del Comisionado del Corredor Mediterráneo que encabeza Josep Vicent Boira.

Bajo su responsabilidad estará continuar mejorando la inversión en carreteras. Según los datos de la Cámara de Contratistas de la Comunitat Valenciana, la licitación subió tímidamente en el primer semestre de 2023, un 0,33 por ciento, alcanzando los tres millones de euros.

Desde el sector inciden en que en que en todo el ámbito nacional las inversiones en carreteras han sido insuficientes calificando su estado como de «abandono».

Por último, Marta Serrano, la nueva secretaria general de Transporte Terrestre, ha tenido vinculación con Valencia durante los últimos años. Entre 2020 y 2023 ha sido la directora gerente de la Empresa Municipal de Transporte. Es ingeniera de Caminos.