Se exhiben las obras de arte dañadas durante la explosión de Beirut

Bajo el título “L’Art Blessé”, el museo Villa Audi de la capital libanesa expone las pinturas y esculturas que se vieron afectadas durante la catástrofe

Un busto de Katia Traboulsa, entre las figuras de la exposición "L'Art blessé"
Un busto de Katia Traboulsa, entre las figuras de la exposición "L'Art blessé"Villa Audi

Entre los desastres que han tenido lugar durante 2020, no se puede olvidar lo acontecido el 4 de agosto: la explosión en el puerto de Beirut, capital de Líbano. Las catastróficas consecuencias fueron evidentes, dejando 202 muertos y miles de heridos. No obstante, con una perspectiva más general gracias al paso del tiempo, cabe preguntarse un aspecto que no es de menor importancia: ¿se vio afectada alguna obra de arte? ¿Algún edificio, pintura, escultura o libro?

Mientras la ciudad se reconstruye entre los escombros, se ha anunciado una exposición que arroja luz sobre las consecuencias que tuvo la catástrofe para la cultura. La explosión, además de destruir gran parte de los barrios costeros del este de Beirut, arrasó galerías y vestíbulos de hoteles, donde se exhibían algunas de las obras de arte más famosas del país. Ahora, bajo el título “L’Art Blessé” (”El arte herido” en español), Wounded Art, ha inaugurado una exhibición de obras dañadas y destruidas en la Villa Audi de la ciudad.

La exposición muestra obras de arte dañadas y rasgadas, como consecuencia de la explosión
La exposición muestra obras de arte dañadas y rasgadas, como consecuencia de la explosiónVilla Audi

El espacio se trata de un museo de mosaicos que también resultó gravemente afectado, de tal manera que su objetivo con la exhibición no es tanto juntar las obras de arte, sino más bien rehacerlas. En pequeñas salas ambientadas con música, se puede ver una versión del retrato de San Juan Bautista de Guido Reni (siglo XVII) hecho trizas, un candelabro salpicado en el suelo donde cayó, espejos agrietados, cuadros rotos o techos medio derrumbados.

“La idea era volver a construir la obra de arte sin tocarla”, explica a “The Guardian” el comisario de la exposición, Louis Mainguy. “Para volver a construirlo con música, poesía y literatura libanesas y, por supuesto, con luz”.

Obras de Andy Lianes Bulto y Saliba Doueihy (laterales)
Obras de Andy Lianes Bulto y Saliba Doueihy (laterales)Villa Audi

¿Por qué olvidarlo?

A unos cien metros del puerto donde sucedió la explosión, en el hotel Le Gray, figuraba la escultura Entangled Love de la artista Nayla Romanos Iliya, que se dañó gravemente, lo cual afectó de la misma manera a su creadora. “No podía trabajar ni crear nada, no podía pensar, era demasiado para hacer frente”, explica a la publicación británica. No obstante, “el hecho de proponerme mostrar un arte que probablemente soportó lo mismo que yo fue la fórmula mágica para mí, sentí que la sangre corría de nuevo por mis venas”.

Así, Entangled Love se incluye entre las obras de la exposición, junto a obras de arte creadas a raíz de la catástrofe y otras como un lienzo del británico Tom Young, quien cosió una de sus pinturas rasgadas.

Ante esto, Mainguy propone una reflexión: “La idea principal es, ¿por qué tenemos que restaurar? ¿Por qué no podemos simplemente vivir con la herida? ¿Por qué olvidarlo? ¿Hasta dónde tenemos que llegar para vivir con este daño en nuestra vida diaria?” Para el comisario la respuesta se puede encontrar, precisamente, en cada obra de arte expuesta.