Decisivo descubrimiento sobre los orígenes de Stonehenge

Un equipo de arqueólogos británicos han hallado un círculo de piedra neolítico en Gales, que habría sido desmantelado y reconstruido en el lugar actual del icónico conjunto megalítico

Conjunto megalítico de Stonehenge
Conjunto megalítico de Stonehengekidmosespixabay

El conjunto megalítico de Stonehenge es un saco repleto de incógnitas. Alrededor de su edificación existen tantas teorías como leyendas, así como su procedencia y uso original continúan siendo motivo de estudio. Ahora, un grupo de arqueólogos ha aportado un hallazgo que cambia de rumbo lo que hasta ahora conocemos del misterio de la historia de Stonehenge. Los investigadores, de varias universidades británicas, han identificado un círculo de piedra neolítico en las colinas de Preseli, en el oeste de Gales, muy cerca de las canteras donde se extrajeron las “piedras azules” del conjunto megalítico.

El equipo de arqueólogos, dirigido por el profesor Mike Parker Pearson, del Instituto de Arqueología del University College de Londres, ha identificado este círculo de piedras que se desmantelaron, transportaron, reconstruyeron y reciclaron en Stonehenge, a 200 kilómetros de distancia, tal vez como resultado de la migración. Con esto, según publica Antiquity, el hallazgo ayuda en gran medida a resolver el misterio de por qué las piedras azules de Stonehenge fueron traídas desde tan lejos, cuando el resto de círculos de piedra se erigieron a poca distancia de sus canteras.

Unos turistas ante las construcciones en Stonehenge
Unos turistas ante las construcciones en Stonehenge

El recinto donde se ha producido la investigación es conocido como Waun Mawn y fue construido hacia el año 3.000 a.C. Tiene un diámetro de 110 metros y está alineado con la salida del sol en el solsticio de verano. Al menos parte de este terreno fue desmantelado para ser reconstruido como lo que hoy conocemos como Stonehenge, en una suerte de movimiento migratorio.

“He liderado proyectos en Stonehenge desde 2003 y esta es la culminación de 20 años de investigación”, ha afirmado el profesor Parker Pearson en un comunicado, “es uno de los descubrimientos más importantes que he hecho. Asimismo, añade que “quizá la mayoría de la gente emigró llevándose sus piedras, sus identidades ancestrales, para comenzar de nuevo en este otro lugar especial. Este evento extraordinario también puede haber servido para unir a los pueblos del este y el oeste de Gran Bretaña”.

Esqueletos y cerámica

Cada vez conocemos más sobre este icónico lugar, pues otros estudios químicos recientes han confirmado que el 15% de los humanos enterrados en Stonehenge procedían del oeste de Reino Unido, probablemente de la zona de Gales. Asimismo, tras una serie de excavaciones, un equipo de arqueólogos ha hallado evidencias de la presencia humana en Stonehenge en épocas muy anteriores a su construcción.

Han descubierto una serie de tumbas que se remontan hasta 7.000 años atrás, con esqueletos enterrados junto a piezas de diversos materiales y un recinto que los investigadores consideran un taller de producción de herramientas. La mayoría de los enterramientos datan de la llamada “tercera fase” del conjunto, cuando se comenzaron a colocar los grandes megalitos. Además, junto a los esqueletos, han aparecido objetos de diferentes formas y materiales, como cerámicas y pequeñas tazas.